Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una de cada tres gafas de sol no supera los controles de calidad

En verano hay que evitar utilizar gafas de sol inadecuadasEFE
De hecho, patologías como la queratoconjuntivitis, la queratitis y las cataratas prematuras, junto con las infecciones oculares típicas, son las más frecuentes en los meses de verano, incrementándose en torno a un 20% durante este periodo.
"La radiación solar puede causar serios daños, incluso permanentes, a nuestra salud ocular, por eso es necesario utilizar siempre gafas de sol adquiridas en ópticas oficiales y que absorban el cien por cien de la radiación ultravioleta, ya que esa es la única garantía para que nuestra salud visual y ocular se mantenga intacta" ha declarado Juan Carlos Martínez, decano del Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas.
Además los ópticos han asegurado que, "nadie es inmune a las lesiones oculares, pero preferentemente los menores de 16 años -cuyos ojos aún no están totalmente desarrollados- y las personas de avanzada edad, deben evitar en todo momento exponerse a la luz solar sin la protección adecuada".
Por otro lado La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que el uso de lentes de mala calidad puede provocar mareos, visión doble, dolor de cabeza y daños oculares. Desde el Colegio Nacional de ópticos han aconsejado que, para evitar este problema, a la hora de adquirir unas gafas de sol hay que tener en cuenta que deben estar Homologadas, y cumplir con las normativas específicas de la Unión Europea. Para mayor seguridad, dice, han de comprarse en centros autorizados.