Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi el 80% de los casos de glaucoma se podrían haber evitado con exámenes oculares

Los exámenes oculares son fundamentales para detectar cualquier síntoma de alerta en los ojos, ya que aproximadamente el 80 por ciento de los casos de ceguera causados por glaucoma podrían haberse evitado con exámenes oftalmológicos periódicos, según la 'Asociación Visión y Vida'.
La revisión visual periódica es la única manera que existe para detectar a tiempo el glaucoma y prevenir la pérdida de visión. Coincidiendo con la semana del glaucoma, el profesor José Antonio Fuentes Najas de Federópticos Fuentes Najas (Sevilla), ha animado a todo el mundo a revisar sus ojos argumentando que "se puede seguir un tratamiento para controlarlo y conservar la visión mediante la adecuada medicación con colirios o cirugía".
Respecto a la edad, el profesor Fuentes Najas ha indicado que "a partir de los 40 años sería ideal que cada persona pudiera hacerse una revisión de la vista, al menos cada dos años, y a partir de los 35 si existiesen antecedentes genéticos". En cuanto a las personas mayores de 60 años "les recomiendo que acudan anualmente a un centro de salud visual para que se sometan a un examen ocular".
El glaucoma es una enfermedad del ojo que, de forma gradual, hace que se pierda la visión y, según asegura el profesor, "la perdida de visión por glaucoma es irreversible".
No provoca síntomas y muchas personas detectan el problema cuando es tarde y tampoco se conoce con exactitud que provoca el fallo del drenaje del humor acuoso del ojo y que provoca la lesión del nervio óptico.
Existen algunos factores de riesgo como la edad, porque el glaucoma es más frecuente en personas mayores de 60 años, la herencia genética, miopías, diabetes y usuarios habituales de esteroides.