Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 10 heridos tras un seísmo de 7,5 grados en el noreste de Indonesia

Al menos diez personas resultaron heridas de gravedad y varias decenas de casas se derrumbaron debido al seísmo de 7,5 grados de magnitud en la escala Richter que sacudió esta madrugada el noreste de Indonesia, informaron hoy medios locales.
Los datos son provisionales, ya que al menos una de las pequeñas islas más próximas al epicentro, en Kepulauan Talaud, no ha podido ser contactada vía telefónica y la zona sigue registrando réplicas de intensidad media.
El movimiento telúrico se produjo a la 01.34 de la madrugada hora local (17.34 GMT del miércoles) y su epicentro se situó a 327 kilómetros de la ciudad de Manado (Célebes) y 323 kilómetros de la localidad filipina de General Santos.
Sin embargo, las poblaciones más cercanas se encontraban a menos de 16 kilómetros del mismo, y unas 100.000 personas viven en un radio más amplio de 50 kilómetros, según el Sistema Global de Alerta y Coordinación ante Desastres de la Unión Europea.
En un primer momento, Indonesia alertó ante la posibilidad de un tsunami u ola gigante, al tratarse de un maremoto de gran intensidad en un punto cercano a la costa, pero la retiró poco después, extremo confirmado por el Centro de Alertas del Pacífico de EEUU.
Durante toda la noche y parte de la mañana se han sucedido al menos una docena de réplicas de entre 5 y 6,3 grados.
Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 terremotos al año, la mayoría de escasa magnitud.
El 26 de diciembre de 2004, un maremoto registrado en Sumatra provocó un tsunami que sembró la destrucción en una docena de naciones bañadas por el Océano Índico y causó la muerte a más de 226.000 personas.