Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La hermana Paciencia desea ayudar en lo que pueda "si su sangre sirve"

La hermana Paciencia Melgar ha mostrado su deseo de ayudar en la curación de personas infectadas por ébola si su "sangre sirve", según ha explicado a un portavoz de la ONG Fundación Signos Solidarios para la que trabaja la religiosa. Precisamente, la auxiliar de enfermería contagiada que se encuentra ingresada en el Hospital Carlos III está siendo tratada con suero procedente de Paciencia Melgar.

La hermana viajó a España desde Liberia el día 25 de septiembre para ayudar al religioso Manuel García Viejo, que falleció ese mismo día. Melgar se contagió de ébola en el Hospital San José de Monrovia, donde trabajaba con el misionero español Miguel Pajares, el primer repatriado a España con el virus.
Según ha explicado el portavoz de la Fundación Signos Solidarios, la religiosa "se encuentra muy bien" tras superar la enfermedad en agosto y libre del virus, según han confirmado los análisis que le fueron practicados. "Ella se ha hecho pruebas en el Carlos III y se encuentra muy bien y está deseosa de ayudar en lo que pueda si su sangre sirve", ha concluido el portavoz de la ONG.
Según la organización, la hermana permanecerá en España un tiempo indeterminado y tampoco han confirmado si volverá a Liberia.