Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Su hijo de 12 años, la comadrona que la asiste en el parto

El niño de 12 años con su hermano en brazos, junto a su madre, a la que acudió en el parto. Imagen CTV vídeotelecinco.es
La comadrona fue su hijo de 12 años. Gaelan Edwards estaba viendo la tele tranquilamente en su habitación cuando escuchó la voz de su madre que le pedía ayuda. La encontró a punto de dar a luz y con la cabeza de su bebé ya visible. Con este panorama, el chico no tuvo más opción que ayudar a nacer a su hermano que llegó al mundo en el salón de la casa, en Campbell River, Canadá.
Danielle Edwards ha contado a los medios que no tuvo tiempo de nada, porque no sintió dolores preliminares y cuando los tuvo ya el bebé se asomaba a través de su vagina, según publicó la web de noticias '. 'Newser
La mujer fue incapaz de caminar o de llegar hasta el teléfono. Solo pudo tumbarse y pedir a su hijo mayor que la ayudase. La madre guió a su hijo que "me puso las manos en las caderas".
"Gaelan, con la próxima contracción necesito que agarres al bebé por los hombros y te necesito para sacarlo", le dijo la madre.
El niño de 12 años hizo lo que le indicó su madre y más. Después de sacar a su hermano recién nacido lo puso en la cama y fue a la cocina a buscar unas tijeras para cortar el cordón. Además ayudó a su madre a sacar la placenta. "Fue increíble", dijo Danielle.
"Él me ayudó a poner al bebé sobre mi estómago, luego me trajo una manta y me ayudó a envolver al bebé ... Era como si supiera."
Después de que comprobó que su hermano estaba bien , Gaelan llamó por teléfono a uno de los amigos de su madre.
El niño contó a los medios que sabía lo que tenía que hacer porque lo había "aprendido en televisión y leyó algunos libros de su madre, aunque se dijo "sorprendido con lo que hice".
La madre, por su parte, se mostró orgullosa de su hijo y de "la capacidad de este de mantener la calma en una situación en la que muchos se asustan".