Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos hijos bien; el tercero...malo para la salud

Un estudio reciente realizado por investigadores británicos y noruegos entre más de un millón y medio de personas ha comprobado la relación que existe entre gozar de una buena salud y el hecho de tener hijos.
La investigación anuncia que el hecho de ser padres hace que disminuyan considerablemente las posibilidades de sufrir cáncer o enfermedades del corazón. Pero esta premisa no es general para todos, ya que sólo es válida hasta el segundo hijo.
De esta manera, el informe puntualiza que al tener más de dos descendientes la motivación para cuidar bien de la salud de uno mismo baja, y el estrés emocional y financiero de criar a una familia numerosa aumenta considerablemente.
 Con un solo hijo no se goza de buena salud
Tener dos hijos, sin embargo, es un punto medio, informa la revista de ciencias sociales y medicina. Los investigadores estudiaron los registros de hombres y mujeres noruegos nacidos entre 1935 y 1968 para obtener información sobre nacimientos y muertes. Al parecer, aquellos que no tuvieron hijos o sólo tuvieron uno tenían mayor probabilidad de morir de casi cualquier problema o enfermedad estudiada.
Los principales problemas detectados fueron enfermedades circulatorias y accidentes de corazón en las mujeres, y problemas respiratorios y pulmonares en los hombres. Esto, según la investigación, puede ser debido a que estas personas no sentían la necesidad de cuidar de su salud como sí lo hacen personas con familias más grandes.
Más de cuatro hijos pueden ocasionar muertes violentas
Pero tener una familia numerosas también tienen sus desventajas. El análisis, realizado por investigadores británicos y noruegos, mostró que tener cuatro o más hijos planteaba riesgos como cáncer de cuello de útero en mujeres, pero en contrapartida reducía el cáncer de mama. En los hombres, las complicaciones más detectadas estaban relacionadas con muertes violentas y accidentes mortales. RGM.