Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre decapitó a su mujer durante una discusión en Londres

Judith NibbsPolicía metropolitana

Judith Nibbs, de 60 años de edad, fue decapitada por su marido Dempsey Nibbs, de 69, en el propio cuarto baño de su casa en el barrio de Hoxton (Londres) en lo que el juez ha estimado un acto de “puro odio”.

La pareja llevaba 30 años casados cuando tuvo lugar el suceso. Tiempo antes, Judith Nibbs había reconocido haberle sido infiel en varias ocasiones a su marido, lo que podría haber provocado la discusión que acabó en tragedia. En un punto de la discusión, Dempsey Nibbs podría haber golpeado a su mujer hasta dejarla inconsciente. Una vez su mujer estaba en el suelo del baño, el hombre de 60 años cogió un cuchillo de la cocina y le cortó la cabeza, según recoge el diario ‘The Guardian’.
Tras el ataque, el agresor escribió una nota de suicidio para su hijo y llamó a la policía. Cuando las autoridades llegaron, Dempsey se encontraba en el baño, con un cuchillo en la mano y una pistola en la otra. Aunque la policía metropolitana logró que el hombre no se disparara en la cabeza, no pudieron evitar que se clavara el cuchillo a sí mismo. Sin embargo, Dempsey se recuperó de las heridas y ha sido juzgado por asesinato.
Su abogado ha explicado que si bien su cliente admite haber asesinado a su mujer, quiere que se tenga en cuenta que lo hizo en defensa propia, ya que pensó que su mujer “era una serpiente”. En respuesta, el juez ha declarado que no existen pruebas de que sufra ningún tipo de enfermedad mental que le provocase tal alucinación.