Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hospital de Boston realiza el segundo trasplante de cara en Estados Unidos

En una intervención que duró diecisiete horas, los médicos trasplantaron la nariz, el paladar, el labio superior, parte de la piel, algunos músculos y nervios, que devolverán movilidad y sensibilidad al rostro del paciente. EFE/Archivotelecinco.es
Un hospital de Boston (Massachusetts) ha llevado a cabo el segundo trasplante de cara que se realiza en Estados Unidos, informó hoy el Harvard Brigham and Women"s Hospital.
Un equipo multidisciplinar de médicos dirigido por el cirujano plástico Bohdan Pomahac realizó el jueves la operación a un hombre que sufrió heridas traumáticas en el rostro tras una caída.
En una intervención que duró diecisiete horas, los médicos trasplantaron la nariz, el paladar, el labio superior, parte de la piel, algunos músculos y nervios, que devolverán movilidad y sensibilidad al rostro del paciente.
El hospital no ha revelado ni su nombre ni su edad, ya que según explicó en un comunicado, el paciente quiere permanecer en el anonimato.
Según señaló el hospital, el injerto se hizo con el rostro de un cadáver que se obtuvo a través del Banco de Órganos de Nueva Inglaterra después de pedir autorización a la familia del donante.
"Los avances en los trasplantes sólo ocurren cuando hay personas y familias que son capaces de dejar atrás sus propias circunstancias trágicas y aceptan la donación", dijo el vicepresidente del Banco de Órganos de Nueva Inglaterra, Kevin O"Connor, en un comunicado.
En una rueda de prensa tras la operación, Pomahac expresó optimismo acerca de la recuperación plena del paciente.
"La operación ha terminado, pero la recuperación apenas ha comenzado", señaló, y agregó que el hombre "todavía no se ha visto".
Pese al optimismo manifestado por el equipo médico involucrado en el trasplante, Pomahac advirtió de que "un posible rechazo siempre es una preocupación y tendremos que vigilar esto muy, muy de cerca".
El paciente ha sido informado acerca de los riesgos asociados a la operación a través de un proceso que duró años, según el médico.
Con anterioridad a la operación, el hombre visitó a psiquiatras, algo que continuará haciendo de manera frecuente, afirmó Pomahac.
Por su parte, O"Connor leyó un comunicado de la familia del donante en el que decía que "el hecho de que pudimos dar este regalo ha sido un tremendo consuelo. Nuestra mayor esperanza es que anime a otros a convertirse en donantes".
Con la noticia del segundo trasplante en EE.UU. también han surgido voces críticas, que indican que el hospital de Boston podría haber ignorado sus propias normas para ofrecer a un paciente desfigurado un trasplante.
La cadena ABC afirma que el paciente no se había sometido previamente a una terapia inmunosupresora -suspende la respuesta inmunitaria del organismo- según admitió Pomahac, lo que supone un cambio en la política del hospital para trasplantes faciales.
El médico explicó que el hospital obtuvo la autorización necesaria para operaciones a personas que no pasan por este procedimiento y que el centro tomó la decisión de relajar su norma para poder ayudar a más pacientes.
El primer trasplante de cara en Estados Unidos se realizó en diciembre en la Clínica Cleveland (en el estado de Ohio, al este del país).
Los cirujanos sustituyeron el 80 por ciento de la cara de una mujer que quiso que permaneciera en secreto el motivo de las graves lesiones que sufría, en una operación que duró 22 horas.
La operación pionera se realizó en Francia hace cuatro años a Isabelle Dinoire, que fue atacada por su perro.
El Brigham and Women"s Hospital es una reconocida institución universitaria, afiliado a la escuela de medicina de Harvard y pionera en materia de trasplantes.
En 1954 un equipo médico dirigido por el doctor Joseph Murray (Premio Nobel de Medicina en 1990) realizó con éxito el primer trasplante con órganos humanos, una operación de riñón entre hermanos.
El hospital realizó en 2006 más de 100 trasplantes de riñón y 30 de pulmón, lo que la situó entre los hospitales que encabezan esta práctica en el país.