Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Este mes de mayo ha sido casi un 30% más húmedo de lo habitual y 0,2ºC menos cálido, el sexto más frío del siglo

El mes de mayo de 2016 ha sido húmedo en el conjunto de España, con casi un 30 por ciento más de precipitaciones de las habituales y ha resultado "normal" en cuanto a las temperaturas, con una media de 16,4 grados centígrados, que queda 0,2 grados centígrados por debajo de la media mensual, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Así, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha precisado que la precipitación media ha alcanzado los 78 litros por metro cuadrado, un 28 por ciento más del valor normal (61 litros por metro cuadrado) y que la temperatura se quedó ligeramente por debajo de la media del mes, según el periodo de referencia 1981-2010.
En concreto, ha señalado a Europa Press que este mes de mayo ha sido el sexto mes de mayo más frío del siglo, por detrás de los mayo de 2013, 2004, 2002, 2010 y 2008 y el trigésimo primer mayo más frío desde 1961.
Además, la situación es bien diferente a la de mayo de 2015, que fue "extremadamente cálido", ya que la temperatura media sobre España fue de 19 grados centígrados, es decir 2,4 grados centígrados más que la media del periodo 1981-2010 y 2,6 grados centígrados más que en 2016.
De hecho, según ha recordado, mayo de 2015 fue el segundo mes de mayo más cálido desde 1961, solo superado "muy ligeramente" por mayo de 1964, que tuvo una media de 19,1 grados centígrados.
Al mismo tiempo, ha precisado que el presente mayo ha resultado "frío" en gran parte del centro y noreste de la Península, ya que la anomalía térmica negativo estuvo en torno a un grado centígrado en amplias zonas del sur de Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, norte de Aragón e interior de Cataluña. "Se ha llegado a alcanzar valores de hasta casi -2 grados centígrados por debajo de lo normal en puntos de Extremadura", ha destacado.
Por el contrario, ha indicado que en la región cantábrica y en gran parte del sureste peninsular, mayo fue cálido, con casi un grado centígrado más de lo normal en el norte de Galicia, Asturias, Cantabria, norte del País Vasco y sureste de Andalucía.
Sobre los archipiélagos, ha dicho que en Baleares fue algo frío, aunque con anomalías menores a un grado centígrado mientras que en Canarias, esta treintena fue normal.
Del mismo modo, ha explicado que la oscilación térmica diurna ha sido menor de lo normal, ya que la media de las máximas quedó 0,4 grados centígrados por debajo de lo normal, mientras que la media de las mínimas fue igual al valor normal. Las heladas fueron "algunas" y se produjeron en zonas de montaña y en la meseta norte durante los primeros días.
Casals ha resumido que, en general, la primera quincena las temperaturas fueron inferiores a las normales, sobre todo las máximas; que a mediados de mayo hubo una subida generalizada y que durante la tercera semana se registraron valores superiores a las normales para la época del año en muchas zonas. De nuevo, a final de mes hubo algunos días fríos para la época del año en el centro y este peninsular.
De este modo, ha precisado que las máximas más altas registradas en observatorios principales fueron las del día 22 en Murcia y Alcantarilla Base Aérea, con 34,5 ºC y 35,4 ºC respectivamente, seguidos de los 33,7 ºC de Córdoba Aeropuerto el día 20 y los 33,4 ºC de Rota el día 4.
Por el contrario, ha dicho que las más bajas se registraron el día 2 de mayo en Molina de Aragón, con -4,1ºC; Teruel, -2,7ºC; y el 1 de mayo en el Puerto de Navacerrada, con -2,5ºC y -1,7ºC en Valladolid. Por otro lado, ha destacado la temperatura mínima del día 3 de mayo en Santander, cuando se registraron 5,6 grados centígrados, que es la más baja de este observatorio desde 1951.
CASI UN 30% MÁS HÚMEDO
En cuanto a las precipitaciones, la portavoz de la AEMET ha indicado que el mes de mayo ha sido "húmedo en su conjunto", ya que ha llovido una media de 78 litros por metro cuadrado, un 28 por ciento más de lo normal, que son 61 litros por metro cuadrado (1981-2010).
Este periodo difiere también del mes de mayo de 2015, que tuvo un carácter "extremadamente seco" en su conjunto, con una media de precipitación que solo llegó a 17 litros por metro cuadrado, poco más del valor medio para ese mes (61 litros por metro cuadrado). De hecho, ha recordado que ese fue el mayo "más seco" de toda la serie histórica que se inició en 1947.
Las precipitaciones entonces quedaron por debajo de los valores normales en prácticamente todas las regiones, e incluso en la mayor parte de España no alcanzaron ni siquiera el 25% de dicho valor.
Por zonas, ha resumido que ha llovido más de lo normal en gran parte del país y que de hecho se han triplicado los valores normales en el suroeste peninsular y Canarias, mientras que no ha llovido ni la mitad de lo habitual (menos del 50%) en varias áreas del sureste peninsular, sur de Aragón y Cataluña, norte de La Rioja, oeste de Guadalajara e Ibiza.
En general, ha llovido más de un 50% de lo normal en el cuadrante suroeste, en una zona que abarca el sur de Galicia y noroeste de Castilla y León, en Canarias y en diversas áreas de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, sur de Navarra, Gerona, sur de Mallorca y Andalucía.
Por su parte, en gran parte de Extremadura y zonas elevadas del sistema Central y en Andalucía se duplicaron los valores normales e incluso en la mitad oeste de Andalucía, en zonas del norte y sur de Extremadura y extensas áreas de Canarias se llegaron a triplicar los valores normales.
Por el contrario, las precipitaciones se quedaron bajo el 75 por ciento del valor normal en extensas áreas de las regiones cantábricas, noreste de Castilla y León, oeste de La Rioja, Pirineo occidental, en un área que se extiende desde el oeste de Guadalajara hasta Tarragona, el sur de Cataluña, y la franja sureste desde el sur de Valencia hasta Almería, así como extensas áreas de Baleares y algunas de Canarias oriental.
Casals ha agregado que durante los primeros diez días se produjeron "abundancia" de precipitaciones por toda España. De hecho, se superaron los 40 litros por metro cuadrado de precipitación en el cuadrante suroeste peninsular, Galicia, oeste y sur de Castilla y León, Pirineos, norte de Navarra y de la provincia de Lérida, y diversas zonas de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Mallorca. "Incluso en zonas del Sistema Central y norte de Huelva se acumularon más de 150 litros por metro cuadrado", ha acotado.
Por su parte, la segunda decena del mes disminuyeron las precipitaciones y se extendieron a todo el territorio excepto a algunas zonas de Canarias y sur de Almería.
RÉCORDS DE LLUVIAS
Casals ha añadido que la tercera decena del mes las precipitaciones afectaron sobre todo a la mitad norte peninsular y apenas llovió en extensas áreas de la vertiente mediterránea, desde Castellón hasta Almería. Sin embargo, ha apuntado que en zonas de Galicia, Asturias, noreste del País Vasco y norte de Gerona se acumularon más de 40 litros por metro cuadrado y en un área cerca de Pontevedra, más de 100 litros por metro cuadrado.
Por último, Casals ha destacado las precipitaciones registradas entre el 5 y el 9 de mayo, cuando el día 7 cayeron 56 litros por metro cuadrado en Rota; 46 litros por metro cuadrado en el Puerto de Navacerrada, 36 litros por metro cuadrado en Morón de la Frontera el día 8 de mayo.
Finalmente ha subrayado que se han producido récords de precipitación histórica para un mes de mayo en Rota, con 162 litros por metro cuadrado; Sevilla-aeropuerto, 148 litros por metro cuadrado; Huelva, con 135 litros por metro cuadrado y 14 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de El Hierro.