Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio en Carnota calcina más de 2.000 hectáreas

El incendio en Carnota arrasa 1.600 hectáreasEFE

El fuego que desde hace días afecta el Concello de Carnota ha calcinado más de 2.000 hectáreas y se ha convertido en el tercer incendio más virulento del año en Galicia. El alcalde de Carnota (Coruña), Ramón Noceda, ha dicho que los incendios que afectan la comunidad son "desgraciadamente intencionados", aunque es "casi imposible" confirmarlo.

Entre las más de 2.000 hectáreas calcinadas por las llamas en Carnota, se encuentra el Monte Pindo, paraje natural protegido, que ha quedado destruido en su totalidad, según ha informado Jorge Pérez, jefe de la brigada dos del municipio vecino de Dumbría.
Las llamas también han afectado a una de las zonas "más populares" del monte Pindo, ya que ha llegado a O Fieiro.
Ese pequeño lugar, ha indicado, es una zona muy conocida para caminatas, que se dirige a A Moa, ya que es más accesible para la población en general, al ser menos empinada.
Este brigadista, que ha trabajado doce horas en el fuego forestal declarado el miércoles en este paraje de extraordinario valor natural, y que ahora se encuentra en libranza, ha explicado que las órdenes que se dieron desde el primer momento "fueron salvar las casas", ya que por las circunstancias en que se declaró el fuego se sabía que el monte "no se iba a salvar".

"Conseguimos salvar las casas, casi todo el cordón que subía por el monte Pindo, pero el día cayó y esta madrugada se volvió a reavivar el fuego y ahora está quemando lo poco que quedaba", ha descrito y lamentado este jefe de brigada, vecino también de la localidad de O Ézaro, que pertenece a Dumbría y que se encuentra separada por el río Xallas, que ha servido de cortafuegos.

De hecho, ha señalado que el río "ha servido de cortafuegos natural" y ha destacado que "con suerte, arderá poco más" que la zona ya afectada, lo cual es una "catástrofe". En este sentido, ha explicado que el viento cambió y ya no sopla fuerte, lo que ha evitado que saltase.
Preocupación por O Ézaro
Enfrente al monte Pindo, vecinos de O Ézaro se apostaron en el pequeño puerto del río Xallas para vigilar la evolución de las llamas, preocupados por que el fuego cruzase las lindes entre Dumbría y Carnota.

Gustavo Louro, un joven vecino de Dumbría, ha explicado que están expectantes porque "si salta para aquí (el otro lado del Xallas), esto es pólvora". Aunque el fuego no llegó a afectar este municipio, los vecinos también sufrieron cortes de luz, porque, como indicó, llegó incluso a "arder la línea".
Incendios intencionados
Ramón Noceda ha señalado que todavía quedan "algunos focos sueltos" en el interior y en las vaguadas de monte Pindo pero "sin peligro para las viviendas" y ha manifestado que las familias que habían sido desalojadas "volvieron a sus casas inmediatamente", ya que las viviendas sólo fueron afectadas en la parte exterior.

El alcalde de Carnota ha señalado que en la zona de monte Pindo se han quemado aproximadamente 1.600 hectáreas, en un monte que ha calificado de "mítico" y del que dice que posee una flora y fauna "valiosísimas".
Además ha manifestado que llevan mucho tiempo pidiendo "protección" a la Consejería de Medio Ambiente, para que esta zona sea considerada parque natural, pero que este organismo hace "oídos sordos" a las peticiones de "tantos gallegos".

Por ultimo, el regidor ha declarado que el fuego en monte Pindo está en fase de control pero que en playa de Carnota y monte de Carnota quedan algunos focos sueltos, "una pena" ha manifestado.
Este viernes, cuatro incendios permanecen activos en Galicia.