Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un experto aboga por incluir en el informe PISA variables como la capacidad del alumno y el tiempo de estudio

El catedrático de Métodos de Investigación en Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Luis Gaviria, ha abogado por que los estudios de evaluación educativa, como es el informe PISA, "incluyan las variables de capacidad del alumno y el tiempo dedicado al estudio".
En una conferencia ofrecida este viernes en el marco del Congreso de la Enseñanza Privada, que organiza en Benalmádena (Málaga) la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Gaviria ha señalado que "todos los sistemas de evaluación conocidos obvian dos variables básicas que podrían dar una explicación mucho más objetiva de los resultados: la capacidad intelectual de los alumnos y el tiempo que se dedica al estudio".
En este punto, ha precisado que esta cuestión, que "puede parecer una obviedad, se ha estado ignorando sistemáticamente". A cambio, se han incluido otras variables como la socioeconómica y la cultura, que "eliminan las características propias del individuo, casi ignorándolo en los análisis".
Así, Gaviria ha insistido en la conveniencia de que con el informe PISA "se evalúe de alguna manera la capacidad de los alumnos cuyos resultados queremos conocer y se establezca de manera concisa el tiempo que dedican a superar y adquirir las destrezas en las materias evaluadas".
El ponente ha opinado que "la capacidad de los alumnos no es la misma en unos entornos que en otros, pero eso no debería preocuparnos, ya que sólo se refiere a una característica biológica, contra la que poco podemos hacer". "Sorprende, sin embargo, el poco caso que las administraciones hacen sobre el tiempo dedicado al estudio, que sí es una variable sobre la que se puede actuar de manera clara, en caso de que sea insuficiente", ha advertido.
A su juicio, a partir de los resultados de estudios como el informe PISA, "las administraciones deberían plantearse cuáles son realmente las 'enfermedades' que asolan nuestro sistema educativo", que, como ha subrayado, "tan bajos niveles de rendimiento obtiene y con unas cotas tan altas de fracaso escolar".
Para Gaviria, los resultados de estos informes de evaluación educativa "actúan como un termómetro a la hora de determinar la temperatura del enfermo, dan información, pero no nos revelan la enfermedad que padece". Por ello, ha apostado por aprovechar esos resultados "para mejorar nuestras escuelas".