Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inmunoterapia experimental 'Opdivo' (BMS) demuestra su eficacia frente a un subtipo de cáncer de pulmón

Un estudio en Fase II ha revelado la eficacia de nivolumab, un inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 en investigación que la biofarmacéutica Bristol-Myers Squibb (BMS) quiere comercializar bajo el nombre de 'Opdivo', en pacientes con un subtipo de cáncer de pulmón, y es que el 41 por ciento de los afectados sobrevivió al año de recibir la terapia, según los resultados expuestos durante el Simposio Multidisciplinar de Oncología Torácica 2014 celebrado en Chicago.
En concreto, el fármaco, que actúa bloqueando el punto de control del receptor inmunitario PD-1 (muerte programada-1) expresado en las células T activadas, se probó como monoterapia en personas con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado que hayan progresado tras recibir al menos dos tratamientos sistémicos previos, con un 65 por ciento de los casos tratados con tres o más terapias.
Después de aproximadamente 11 meses de seguimiento mínimo, la tasa de respuesta objetiva fue del 15 por ciento según la evaluación del comité de revisión independiente a partir de criterios RECIST 1.1, y la mediana de duración de respuesta "no se alcanzó". La tasa estimada de supervivencia a un año fue del 41 por ciento y la media de supervivencia global fue de 8,2 meses.
Respecto a los efectos adversos de grado 3-4 relacionados con el tratamiento, los investigadores han explicado que se reportaron en un 17 por ciento de los pacientes. Los más comunes (con frecuencia superior o igual a 2%) fueron fatiga (4,3%), neumonía (3,4%), y diarrea (2,6%). La interrupción debido a los efectos secundarios del fármaco de cualquier grado se dio en el 12 por ciento de los pacientes y hubo dos fallecimientos asociados a la terapia, en pacientes con múltiples comorbilidades y en el contexto del progreso de la enfermedad.
Los hallazgos "son prometedores", ya que "no hay opciones de tratamiento eficaces" para los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado "una vez que su enfermedad ha progresado tras recibir dos tratamientos previos", ha afirmado el profesor y director de Oncología Médica en el Instituto del Cáncer Winship de la Universidad de Emory (Estados Unidos), Suresh S. Ramalingam.