Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El instituto amplia la expulsión cautelar de los 9 alumnos hasta una resolución

Vista del Instituto de Educación Secundaria (IES) Atenea de Villalbilla. EFE/Archivotelecinco.es
El Instituto de Educación Secundaria (IES) Atenea de Villalbilla ha decidido ampliar la expulsión cautelar de los nueve alumnos acusados de intentar agredir sexualmente a dos compañeras menores de edad en el autobús escolar, hasta que se resuelvan los expedientes abiertos por la Inspección de Educación.
Según ha confirmado a Efe la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, los nueve menores acusados, que deberían volver al centro mañana al cumplirse los cinco días de expulsión cautelar que les fueron impuestos, no lo harán "hasta que los expedientes" que les abrió la Inspección de Educación "estén resueltos".
Las mismas fuentes han señalado que previsiblemente la resolución de los expedientes, que aclarará si los menores vuelven al centro o, por el contrario, son reubicados en otros institutos, se producirá "de forma inminente", aunque no han precisado la fecha exacta.
La Consejería de Educación ha aclarado que, aunque cinco días es lo máximo que se puede expulsar a los alumnos de forma cautelar, la ley prevé que "en casos de gravedad, esa suspensión se pueda ampliar", como ha ocurrido con los menores del IES Atenea.
En declaraciones a Efe, el padre de una de las niñas presuntamente agredidas, José Manuel P., que había anunciado que convocaría a los medios de comunicación si los denunciados se reincorporaban mañana, ha señalado que el instituto le ha comunicado hoy mismo la decisión de "alargar" la expulsión a los nueve alumnos "hasta que haya una resolución".
El padre de la menor ha manifestado su temor a que los nueve implicados "únicamente sean expulsados cuatro o cinco días más" del instituto y se reincorporen a las clases después, al tiempo que ha indicado que "ya no confía en la Justicia".
Los hechos ocurrieron el pasado 22 de octubre en el autobús escolar que traslada a los menores a sus respectivas localidades de origen, tras una actividad extraescolar.
En el trayecto, según la denuncia presentada por los padres de las dos menores, una decena de estudiantes intentó agredirlas sexualmente, sin que, al parecer, el conductor del autobús hiciera nada para impedirlo.
El pasado 28 de octubre, la inspección de Educación interpuso una denuncia ante la Guardia Civil y también dio traslado de lo sucedido a la Fiscalía de Menores, mientras que el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, también ha abierto un expediente para aclarar lo sucedido.
La Fiscalía de Menores de Madrid dejó en libertad el pasado viernes, 31 de octubre, bajo custodia de sus padres pero sin medida cautelar, a los menores mayores de 14 años supuestamente implicados en la agresión sexual.
Los otros cinco, denunciados por los padres de las niñas, son menores de 14 años, y por lo tanto inimputables de delito.