Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El intento de suicidio de Mainar, ¿un montaje para llamar la atención?

El preso de confianza de Mainar ha sido el que ha alertado a los servicios del centro penitenciario de Zuera a primera hora de la madrugada. "Creo que se ha tomado todas las pastillas", han sido las palabras del reo para avisar de lo ocurrido, según informa Malena Guerra.
Al parecer y según fuentes de la investigación, Mainar habría podido ingerir una cantidad masiva de barbitúricos en su celda de la prisión donde espera una sentencia firme sobre el crimen de Fago. El acusado tenía recetadas por prescripción médica pastillas para conciliar el sueño y no se descarta que las haya guardado para ingerirlas de forma simultánea.
Tal y como ha apuntado las mismas fuentes, Mainar se encontraba dentro del protocolo de suicidios de la cárcel de Zuera desde el pasado 26 de noviembre.
Tras el hallazgo, el presunto asesino del alcalde de Fago ha sido trasladado a la enfermería de la prisión, donde se le ha provocado el vómito aunque no se han encontrado restos de pastillas. Así, Mainar ha sido llevado al Hospital Miguel Servet, donde permanece ingresado a la espera de realizarle un examen más exhaustivo.
Pese a todo, no se descarta que lo que en principio podría haberse tratado de un intento de suicidio, sea al final un simple montaje para llamar la atención.
La semana pasada, en la última sesión en el juicio por el asesinato del Alcalde Miguel Grima, Mainar reiteró su inocencia al tiempo que sentenció que no ha matado a nadie y que prefería que le acusasen de dar "muerte a un tirano que de ampararlo políticamente y de resignarse como ciudadano".
Durante la vista oral, los psicólogos Deborah Calvo y José María Caballero pusieron de manifiesto que Mainar tenía un "trastorno psicótico no especificado con un estilo de personalidad narcisista".
El pasado 25 de noviembre, el juicio quedó visto para sentencia tras nueve días de interrogatorios en los que han prestado declaración más de un centenar de testigos. EPF