Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 45.000 judíos de España celebrarán desde este sábado la fiesta de Shavuot

La comunidad judía española, formada en la actualidad por unas 45.000 personas, se prepara para celebrar a partir de este sábado 11 de junio la fiesta de Shavuot o Pentecostés, con la que conmemoran la entrega de la Torá por parte de Dios a Moisés en el monte Sinaí.
Shavuot, que se prolongará hasta la caída de la tarde del lunes 13 de junio, se encuentra entre las celebraciones comunitarias de carácter festivo del calendario judío y tiene una doble vertiente: una sagrada --la conmemoración de la entrega de la Torá-- y otra agrícola, en la que el agricultor ofrece los primeros frutos de la tierra.
La palabra 'Shavuot' en hebreo significa 'semanas' y se refiere a la espera de siete semanas para recibir la Torá. "Este día fue el encuentro entre el pueblo judío y Dios. Por tanto, a partir de ese momento, los valores relativos toman un carácter de valores absolutos, la ética y la espiritualidad adquieren una dimensión divina", explica la Federación de Comunidades Judías de España.
Además, 'Shavuot' también significa juramento, "el que Dios y el pueblo judío hicieron en un acuerdo mutuo de no separarse el uno del otro"
En la noche de Shavuot, los judíos acostumbran a estudiar la Torá; en la mañana de la fiesta se reza una oración suplementaria (Musaf), y en el rezo de la tarde, se lee el poema de las Azarot, que consiste en los 613 preceptos (Mitzvot).
Al recordar la entrega de las tablas de la Ley también se lee el Libro de Ruth, una joven moabita que al morir su marido judío decidió trasladarse al país de su familia política, demostrando su amor por la Torá. Ruth fundó el linaje del rey David.
Asimismo, en esta fiesta, los judíos consumen alimentos lácteos por tres razones: porque Dios dio al pueblo judío las instrucciones sobre cómo matar a los animales para su consumo en Shabat, por lo que no mataron ningún animal y decidieron alimentarse sólo de leche y sus derivados; porque la palabra leche en hebreo es jalav y según la Cábala le corresponde el valor numérico 40 que simboliza los 40 días que Moisés estuvo en el monte Sinaí estudiando la Ley recibida de Dios; y porque el lácteo es símbolo de pureza, el alimento de los bebés.