Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un grupo de ladrones marroquíes atemorizan a los vecinos del Raval

Un grupo de jóvenes marroquíes lleva meses ocupando un edificio del Raval. En la céntrica calle del Carme, estos inquilinos ilegales cometen, además, robos con asiduidad ante la impotencia de los vecinos. Utilizan la terraza del edificio para saltar a los inmuebles colindantes. Una vez ahí se descuelgan por los patios interiores utilizando las tuberías de calefacción para penetrar por alguna ventana al interior de las viviendas.
Los vecinos están hartos de que este grupo de ladrones campen con total impunidad por la zona. Aseguran no han dejado de cometer pequeños robos desde hace meses. Algunos de los afectados ya han tomado medidas para intentar disuadir a estos cacos. Ahora algunas terrazas cuentan con alarmas o rejas con pinchos para que no se pueda saltar por ellas. Otros han instalado sensores en las ventanas, similares a los que algunas tiendas colocan en sus entradas, que avisan con una señal acústica cuando alguien las traspasa.
Mientras esperan una solución definitiva para su problema, que pasaría por realojar a estos jóvenes en otro lugar, los vecinos de la calle del Carme continúan cruzándose con ellos por las calles y con el miedo a ausentarse varios días de casa por el temor a sufrir más robos.