Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las listas de boda se casan con la solidaridad

Lejos de encargar las listas de boda a unos grandes almacenes, cada vez más parejas de novios se inclinan por pedir a sus invitados que el importe de los regalos vaya destinado a proyectos solidarios, una opción muy humanitaria y poco materialista que empieza a estar de moda en España. EFE/Archivotelecinco.es
Lejos de encargar las listas de boda a unos grandes almacenes, cada vez más parejas de novios se inclinan por pedir a sus invitados que el importe de los regalos vaya destinado a proyectos solidarios, una opción muy humanitaria y poco materialista que empieza a estar de moda en España.
Así, un total de 115 parejas han colaborado con Intermon Oxfam en el último año y medio a través del programa "Algo más que un regalo", por el que los novios eligen regalos simbólicos que luego cambian por un proyecto solidario real.
Desde el departamento de Marketing de esta ONG, Anna Viloca ha afirmado a Efe que gracias a estos novios y a sus invitados han hecho realidad muchos proyectos solidarios, pues cada boda tiene un promedio de 150 invitados y el presupuesto de cada uno oscila entre 200 y 400 euros.
Para dar respuesta al deseo de aquellos novios que quieren compartir la alegría del día de su enlace con los más necesitados, Intermon Oxfam ha firmado recientemente un acuerdo con Zankyou, empresa española especializada en listas de boda originales en Internet.
Intermon Oxfam pone a disposición de los novios, a través del catálogo de Zankyou, una selección de proyectos solidarios que pueden ir desde un micro-crédito en América Latina al sueldo de un profesor en África.
"Este sistema no es tan frío como el dar un número de cuenta corriente, aunque sea el de una ONG", según Viloca, para quien estas iniciativas responden al cambio en el concepto de las listas de boda en general.

CASA YA AMUEBLADA

Hoy la gente vive junta antes de casarse, ya no tienen que amueblar el piso tras la boda y dedican el dinero que reciben a los costes de la misma o al viaje de luna de miel, ha explicado Viloca.
Pero el dinero también se puede dar a una causa solidaria y las parejas que se apuntan a esta iniciativa "suelen ser de un nivel económico medio", ha dicho Anna Viloca.
El director de Zankyou, Guillermo Fernández, ha destacado que pusieron en marcha la empresa hace dos años apostando por "el consumo responsable" y para que la gente no gaste dinero en cosas que luego no necesitan.
Fernández ha dicho que actualmente tienen 4.000 listas de boda de novios que responden "a una nueva generación que les hace más ilusión los proyectos que los regalos".
Tras estudiar Erasmus o por otros motivos los novios de ahora conocen gente de diferentes nacionalidades, Zankyou -cuyo nombre viene de gracias- posibilita la participación de invitados desde otros países.
Así, Carlos Martín y su mujer Jael tienen su lista de boda en Zankyou. Tras casarse en Francia con la asistencia de la familia, próximamente celebrarán una fiesta en Madrid para los amigos; para ellos han creado una lista solidaria en la que no faltan proyectos de Intermon Oxfam.
"Los dos hemos estado involucrados en áreas de cooperación al desarrollo y, como por suerte no nos hace mucha falta el dinero, hemos ideado este tipo de regalos para que la gente se involucre un poco más", ha comentado Carlos Martín.
"No es una labor de predicación pero quien lo hace así se siente mejor", añade quien ha decidido junto a su esposa, que es violinista, incluir un proyecto solidario "ficticio" que esperan se haga realidad: crear en la isla de Bali una academia musical para niños.

MENOS DERROCHE

La idea originaria de las listas de boda solidarias parece ser que se encuentra en una pequeña fundación barcelonesa, Ajudant Ajudar, que gestó en 2005 una campaña de sensibilización sobre el derroche en el que vivimos inmersos a la hora de organizar una boda.
"Sustituir parte del banquete o la lista de boda completa por ayudar a las niñas de la calle de una ciudad del Congo puede ser la alternativa solidaria", ha indicado la responsable de Recursos y Comunicación de esta fundación, Esther Romero.
"Con las listas de boda solidarias no se trata tanto de donar lo que sobra sino de renunciar a lo que se va a recibir y no tienes de antemano", ha dicho Romero. Para ella, el mensaje clave sería: "seamos austeros y realistas", y ello ha calado, de momento, entre media docena de parejas españolas.
Además, esta fundación recomienda que las entidades beneficiarias den el 10 por ciento de lo recibido a otros proyectos aún más necesitados y, de momento, ninguna se ha negado.
Una decena de parejas, alguna de ellas famosa entre la prensa rosa, también se han unido a este tipo de iniciativas desde hace dos años con Manos Unidas, que realiza luego un seguimiento del proyecto subvencionado por los novios, a los que informa de su desarrollo.
Otras parejas escogen para su lista de boda solidaria los "regalos azules" de Unicef, que pueden cambiar y salvar vidas.
Comprar un "Regalo Azul" equivale a adquirir una mosquitera, una vacuna o un coche 4x4 que Unicef llevará allí donde más falta haga.

FRECUENTE EN EUROPA

Fuentes del departamento de Marketing de Adena han afirmado a Efe que en España "hay menos cultura para este tipo de iniciativas" que son frecuentes en otros países europeos. Ello lo pudieron comprobar hace dos años, cuando recibieron todo el dinero recaudado por una pareja de novios, no españoles, sino norteamericanos.
Precisamente tampoco era española, sino británica, la pareja afincada en Ibiza que celebró su boda en 2007 debajo del mar y donó todo el dinero recaudado a un proyecto de edificación de casas en Anantapur, la región de la India donde trabaja la Fundación Vicente Ferrer.
En la actualidad, esta Fundación tiene previsto que dos parejas de novios españoles regalen como detalle a sus invitados productos de Colaboración Activa, el comercio justo de la Fundación Vicente Ferrer.
La responsable de Comunicación de Acción contra el Hambre, Alicia García, ha subrayado que animan a los novios a sustituir el típico obsequio a los invitados por alguno de los productos de su catálogo de productos solidarios.
García ha reconocido que esta opción ha cuajado poco hasta ahora pero que esperan que "pronto se convierta en una alternativa para dar una nota solidaria a los grandes acontecimientos de la vida".