Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tiempo otoñal llegará con lluvias y descenso de temperaturas, aunque los termómetros volverán a subir el jueves

Este fin de semana se producirá un "cambio total" del tiempo, ya que un frente llegará este sábado por el noroeste peninsular y otra borrasca, más intensa, afectará a toda España la próxima semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que las primeras heladas y nevadas de la temporada se producirán en las zonas más altas del país.
Así, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que un frente llegará este sábado por el noroeste y afectará a Galicia y oeste de Asturias, que tendrán cielos muy nubosos y con lluvias que podrían extenderse a otras zonas del extremo noroeste y también, aunque de forma más débil al resto del Cantábrico, noroeste de Castilla y León y norte de Extremadura.
Además, el sábado en el litoral mediterráneo, Baleares y norte de las islas canarias de mayor relieve tendrán intervalos nubosos y alguna posibilidad de lluvia débil y ocasional.
En el resto del país, el cielo estará poco nuboso con algunas nubes altas y en el valle del Ebro y resto del área mediterránea no litoral se esperan nubes bajas y nieblas. Los bancos de niebla matinales cubrirán el tercio oriental peninsular y, especialmente, el valle del Ebro.
En cuanto a las temperaturas, la portavoz ha indicado que comenzarán a descender en la mitad noroeste peninsular --la parte que queda al norte de una línea imaginaria trazada entre Gerona y Huelva-- y ese descenso será mayor cuanto más al noroeste, de modo que puede ser notable en áreas del Cantábrico occidental y Galicia. En concreto, ha señalado que en Galicia este sábado los termómetros caerán entre 4 y 6 grados centígrados; entre 2 y 4 grados centígrados en el resto del Cantábrico y Castilla y León y hasta 2 grados centígrados en el resto de la mitad noroccidental. En la mitad sureste, por el contrario, no se esperan cambios.
Los vientos soplarán desde el oeste en el litoral gallego y desde el este en el litoral andaluz y del nordeste en Canarias y soplarán con intervalos fuertes en el Estrecho y en Canarias.
TORMENTAS Y DESCENSO TÉRMICO
Respecto al domingo, Casals espera que en Galicia, Cantábrico oriental, alto Ebro, sur y este de Castilla y León se produzcan precipitaciones que podrían ir acompañadas de tormentas y que éstas serán más frecuentes en el oeste de Galicia. También es probable que afecten a otras zonas de la mitad noroeste peninsular y tampoco se descartan en el resto de la vertiente atlántica.
Asimismo, se espera que en el litoral de Cataluña y de la Comunidad Valenciana y en el norte de las islas canarias de mayor relieve los cielos estarán nubosos y podría darse alguna lluvia débil y ocasional. En el resto predominarán los cielos poco nubosos y habrá intervalos de nubes altas en la Península salvo al principio del día en el área mediterránea que tendrán nubes bajas. Por eso, al principio en el tercio oriental pueden tener bancos de niebla matinales, sobre todo en el valle del Ebro.
La portavoz ha añadido que el domingo volverán a bajar los termómetros en la mitad noroeste peninsular, en los lugares donde esté lloviendo, y descenderán prácticamente "en todas partes" excepto el litoral mediterráneo y en la zona este de Aragón.
Los vientos el domingo soplarán del suroeste en Galicia y del este en el litoral andaluz, del sur en el noreste de Gerona y del nordeste con intervalos de fuerte en Canarias. "Irán bajando las máximas aunque las mínimas no descenderán mucho. Tampoco se esperan grandes heladas, pero nevará en cotas altas el martes", ha resumido.
LAS PRIMERAS NIEVES
A continuación, la primer semana de noviembre comenzará el lunes con cielos muy nubosos o cubiertos, con precipitaciones localmente fuertes o persistentes en Galicia, Asturias e irán acompañadas de tormenta en Pirineos.
El lunes en el resto de la Península y Baleares se prevén cielos nubosos o con intervalos nubosos y con precipitaciones algo más débiles. En esas zonas la nubosidad será menos abundante y las precipitaciones menos probable cuanto más al sureste. En los litorales de Almería, Murcia y Comunidad Valenciana habrá cielos poco nubosos.
Respecto a Canarias, el lunes tendrán intervalos nubosos en el norte de las islas donde no se descarta alguna lluvia débil y los cielos estarán poco nubosos en el sur.
Casals ha destacado que llegarán las primeras heladas y nevadas a cotas a partir de los 1.500 a 2.000 metros en la cordillera Cantábrica y entre 2.000 y 2.500 metros de altura en el resto de la Península.
El lunes volverán a bajar los termómetros "en la mayor parte del país", excepto en el área mediterránea, donde apenas tendrán cambios y los vientos soplarán de suroeste en las vertientes atlántica y cantábrica, por lo que no lloverá en Cantabria y País Vasco. El viento podrá ser fuerte en Galicia y Asturias sobre todo en el litoral gallego y el viento de sur afectará al noreste y Baleares y en Canarias, de noreste.
El martes pasará un frente muy activo y se producirán precipitaciones "en la mayor parte de la Península y de Baleares" que podrán ir acompañadas de tormenta en el área mediterránea. Podrán ser localmente fuertes o persistentes en diferentes zonas y especialmente en el extremo norte peninsular, en el este de Cataluña, en todo el área del sistema central, en Andalucía y en Baleares. Casals ha indicado que las primeras nieves podrían llegar el martes a las zonas altas de la mitad norte.
Los termómetros profundizarán su descenso en la mayor parte de España y esta bajada podría ser notable en muchas áreas del interior peninsular y sobre todo en la mitad este. En la madrugada del martes puede haber heladas de madrugada en las zonas altas de la Península. El viento soplará del nordeste en Canarias y del oeste en el resto del país y podrán ser fuertes localmente en las zonas de montaña y de la costa.
"Es frente fuerte, se espera que llueva en todas partes. Se van a juntar dos frentes uno que viene muy frío del Polo y otro del sur que viene con mucha humedad", ha comentado.
En todo caso, a pesar del descenso térmico, Casals ha valorado que las temperaturas serán "normales" para esta época del año y ha adelantado que todo apunta a que durante las dos próximas semanas volverán a subir, pero sin recuperar los "valores veraniegos de octubre". Es decir, que según la portavoz se esperan temperaturas más altas de lo normal pero más bajas de las de estos días.
Finalmente, de cara a los siguientes días, a partir del miércoles hay probabilidad de que sigan las precipitaciones en el extremo norte y Baleares y que puedan ser fuertes o persistentes y sin que se descarten en otros puntos de la Península y Canarias.