Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La localidad italiana de Foggia pone en marcha una línea de autobús sólo para inmigrantes

Las autoridades de Foggia pondrán desde el lunes una línea especial de autobuses sólo para inmigrantes. La decisión se basa en los problemas surgidos hace unos días en la región. En la imagen, inmigrantes indocumentados interceptados el 29 de marzo a unas treinta millas al sur de las costas de la isla italiana de Lampedusa (Italia). EFE/ARchivotelecinco.es
La compañía de transportes automovilísticos de Foggia, en el sur de Italia, inaugurará el próximo lunes una línea de autobús sólo para inmigrantes, informaron hoy los medios locales.
Se trata de una duplicación de la línea 24, que hará dos recorridos diferentes, uno para los italianos residentes en la localidad y otro para los inmigrantes, y que unirá Foggia con el arrabal de Mezzanone.
El autobús destinado a los inmigrantes tendrá su origen en el centro de acogida para los solicitantes de asilo ubicado en ese arrabal, mientras que la línea tradicional partirá del centro de Mezzanone.
Según los medios locales, la decisión de poner dos autobuses diferentes y que ha obtenido la aprobación del Ministerio del Interior italiano se debe a los problemas sucedidos en los últimos tiempos entre los inmigrantes y los residentes en Mezzanone.
El diario "La Repubblica" explica que se han vivido diversos episodios de "intolerancia por parte de los residentes en Mezzanone, cansados de robos y molestias por parte de los inmigrantes".
Asimismo, relata que numeroso conductores de autobús han solicitado escolta policial tras haber sufrido agresiones.
El gobernador de la región, Nichi Vendola, ha asegurado que es necesario "abolir cuanto antes" esta iniciativa, a la vez que ha asegurado que las medidas que deben tomarse son las de multiplicar los servicios para todos los residentes en la zona.
Por otro lado, el alcalde de Foggia, Orazio Ciliberti, ha aclarado que "no se trata de una cuestión de racismo, sino de crear un servicio mejor. Nadie impide a los inmigrantes del centro de acogida que caminen dos kilómetros para poder coger el autobús que parte del centro de Mezzanone".