Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cachorro de lince de pocos meses es localizado en una granja de Bailén (Jaén) con "evidentes" muestras de deterioro

Técnicos del proyecto Life Iberlince para la conservación del lince ibérico, liderado y coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, han trasladado hasta las instalaciones de un centro de cría a un cachorro de pocos meses de vida que apareció hace pocos días con "evidentes" muestras de deterioro físico.
Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería, respecto a un hallazgo que tuvo lugar el pasado 18 de septiembre, donde este cachorro fue localizado en una granja de perdices en el término municipal de Bailén (Jaén), en la periferia de la zona de presencia del lince Andújar-Cardeña.
El animal fue trasladado por el personal de campo y equipo veterinario del proyecto al centro de cría La Olivilla, donde se le realizó una evaluación sanitaria, determinándose que se trata de un cachorro de entre cuatro y cinco meses de vida, con muestras de deterioro, ya que tan sólo pesa 1,9 kilogramos.
El cachorro será atendido en este centro hasta que su recuperación sea completa. Mientras tanto, se intentará determinar su procedencia mediante análisis genético y la información registrada por las cámaras de fototrampeo.
La iniciativa 'Life Iberlince' tiene como principal objetivo incrementar la población de este felino en un 66 por ciento en los próximos cinco años, disminuyendo el grado de amenaza de la especie, proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.