Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madrugada del domingo, horario de verano

Llega el horario de verano. FOTO: Archivo.telecinco.es
Los relojes recuperarán el próximo domingo el horario de verano, con el fin de propiciar un ahorro energético que según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético ronda los 300 millones de euros. A las 2:00 de la madrugada del domingo (hora peninsular), los relojes se deberán adelantar hasta las 3:00 horas.
Se trata, según ha recordado el Ministerio de Industria, de cumplir la Directiva Comunitaria que rige el denominado 'cambio de hora' y que afecta a todos los países miembros de la Unión Europea. Se comenzó a utilizar, aunque de una manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. La medida se aplica con carácter indefinido desde el año 2001, por entenderse que el buen funcionamiento de algunos sectores, como los transportes, las comunicaciones y otros ramos de la industria, requieren una programación estable a largo plazo, ha subrayado hoy el Ministerio de Industria.
La directiva europea establece con carácter permanente las fechas de inicio del periodo de la 'hora de verano' y su finalización, el último domingo del mes de marzo y el último domingo del mes de octubre, respectivamente. La Directiva está avalada por las conclusiones de un estudio sobre su alcance y efectos realizado por encargo de la Comisión Europea. El estudio concluye que tiene impactos positivos no sólo sobre el ahorro sino sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.
Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, el potencial de ahorro en iluminación en España puede llegar a representar un 5 por ciento del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones correspondería al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar; mientras que los otros 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del sector terciario y en la industria.
Para alcanzar este potencial de ahorro, Industria ha subrayado la importancia de llevar a cabo un comportamiento responsable en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria, y utilizar tecnologías de ahorro en iluminación por aprovechamiento de la luz natural en edificios del terciario y en industrias.
JNP