Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La manifestación contra el estatuto sería entre el 12-15 marzo en Murcia o Alicante

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura baraja entre el 12 y 15 de marzo y Murcia o Alicante para la manifestación en defensa del trasvase y contra el Estatuto de Castilla-La Mancha, según anunció hoy su presidente, Francisco del Amor, tras entrevistarse con el jefe del Ejecutivo, Ramón Luis Valcárcel.
Del Amor afirmó que, en toda la historia del trasvase, éste está viviendo su época más difícil y confió en que la concentración ciudadana que convoquen sea todavía mayor que la que celebraron hace cuatro años en Murcia capital, a la que asistió el presidente de PP, Mariano Rajoy, el 14 de julio de 2005.
"No queremos ni pensar que llegue el final del trasvase", manifestó Del Amor a los periodistas en el Palacio de San Esteban, al tiempo que recordó que este acueducto ha sido el motor del desarrollo de esta región, y señaló que no acudirán a manifestarse a Madrid porque "les pilla muy lejos" y les resulta difícil "absorber el gasto económico" que supondría el desplazamiento.
El representante de los regantes se entrevistó con Valcárcel y con el consejero de Agricultura de Murcia, Antonio Cerdá, para solicitarles modificaciones a las enmiendas del PP nacional a la reforma del estatuto de Castilla-la Mancha en lo relativo al agua.
Cerdá dijo que a Valcárcel "le ha costado mucho" quitar de la enmienda la referencia de la fecha de caducidad en el año 2015 y que la reserva estratégica se refiera exclusivamente a la cabecera del Tajo, por lo que las nuevas peticiones, "de menor calado", confía en que no será difícil que sean tenidas en cuenta por el PP nacional.
Tanto Cerdá como Del Amor consideraron "letales" para el trasvase las enmiendas que ha presentado el PSOE al estatuto, y el consejero explicó que en lo referente a las del PP, los regantes estiman que en algunos aspectos son susceptibles de mejora para que no haya ambigüedad o incertidumbre en su interpretación.
Antonio Cerdá comentó que el retoque se circunscribe a cuando se indica que los envíos de agua necesitarían de un informe previo de Castilla-La Mancha, lo que, según aducen los regantes, podría retrasar los trasvases si se tarda en contestar.
Además en la disposición transitoria primera donde se indica que se revisarán los caudales a medida que se vayan generando infraestructuras, el SCRATS pide que se incluya que "siempre que estén cubiertas las necesidades de la cuenca del Segura".
El SCRATS ha encargado además un dictámen previo a las enmiendas al estatuto castellanomanchego, cuyo texto será presentado en las próximas horas.