Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una avería en las máquinas de ADN retrasó la detención de Miguel

Miguel Carcaño podía haber sido detenido dos semanas antes. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Desde el primer momento, Miguel Carcaño fue el principal sospechoso de la desaparición de Marta. Según el diario ABC la policía requiso desde el principio la ropa que el presunto asesino llevaba puesta la noche que la joven desapareció en la que se encontró sangre de la joven y que sería la prueba definitiva para que Miguel confesara.
Pero todo esto podía haber ocurrido varias semanas antes, según la información que publica el diario, y así se habría ganada un tiempo fundamental tanto en la búsqueda como en la acusación del principal imputado.
Los resultados tardaron dos semanas
La máquina encargada de extraer el ADN de la ropa de Miguel estaba averiada, por lo que las muestras tuvieron que ser enviadas a la Brigada de la Policía Científica de Madrid, retrasando todo el proceso de dos semanas. Según la información del diario, los resultados que en Sevilla se podían haber conseguido en 72 horas no llegaron a la Policía hasta el 13 de febrero. Un día después fue detenido Miguel y posteriormente confesó haber matado a la joven.
De esta manera, según el diario, se perdió un tiempo que, en este tipo de casos, suele ser fundamental, ya que en dos semanas la descomposición del cadáver dificulta aún más la búsqueda y, además, los sospechosos tuvieron tiempo de prepara sus coartadas.
Nuevas declaraciones
La investigación de la muerte de Marta ha dado un paso más con la declaración y posterior puesta en libertad con cargos de María G.M, actual pareja del hermano de Miguel, Francisco Javier D.M. Además, el juez también ha tomado declaración de nuevo al acusado, a su ex mujer y a un compañero de trabajo.
En el vertedero de Alcalá de Guadaíra ya suman 23 días de búsqueda sin encontrar ningún tipo de indicio sobre el paradero del cuerpo de Marta. BQM