Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 90 por ciento de los materiales de los teléfonos móviles son reutilizables, según Recyclia

El 90 por ciento de los materiales contenidos en un teléfono móvil son reciclables si se someten a procesos de tratamiento en plantas autorizadas, según un estudio sobre 'reciclabilidad' de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) elaborado por la plataforma Recyclia y Recybérica Ambiental.
El estudio señala que los usuarios renuevan su móvil cada 18 meses y que cada año se desechan 20 millones de teléfonos en España. Sin embargo, el móvil es uno de los dispositivos de los que se puede extraer mayor cantidad de materias primas reaprovechables, como son un 65 por ciento de sus plásticos; el 25 por ciento de metales comunes y 8 partes por millón de metales preciosos, mientras que el 10 por ciento restante son sustancias irrecuperables, como la fibra de vidrio.
Así, el trabajo señala que de cada teléfono móvil, cuyo peso medio es de unos 100 gramos, las actuales técnicas de tratamiento permiten extraer unos 62 gramos de plásticos (propileno, poliestiereno, abs y policarbonato, entre otros) y 25 gramos de metales (aluminio y cobre sobre todo).
Además, incluye 0,0008 gramos de metales preciosos recuperables como oro, plata y paladio; es decir unos 8 gramos por tonelada de residuos de aparatos, que equivale a unos 10.000 dispositivos. Según el informe, únicamente el ordenador de sobremesa supera el índice de reutilización de los móviles, con un 93 por ciento.
Para el consejero delegado de Recyclia, José Pérez, estas cifras de generación de residuos y extracción de materiales útiles "demuestran que la gestión adecuada de los móviles es una fuente de suministro y ahorro de recursos naturales, lo que en el sector del reciclaje se conoce como el fenómeno de la minería urbana".
Según datos de 2012, la Fundación Tragamóvil recogió cerca de 462 toneladas de teléfonos móviles en desuso, a través de los más de 1.000 puntos de recogida que tiene repartidos por toda la geografía nacional, superando así el índice de recogida del 65% exigido por la normativa.
Finalmente, Pérez ha reconocido la tendencia de los usuarios a acumular los teléfonos móviles que ya no usan ha subrayado la importancia de acercar los puntos de recogida al consumidor y garantizar la aplicación de las técnicas de tratamiento más avanzadas, para recuperar el mayor porcentaje de materias primas y reducir el impacto medioambiental de componentes peligrosos, como las baterías de litio-ion".