Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los medicamentos adquiridos y fabricados con motivo de la pandemia de gripe A de 2009 pueden seguir dispensándose

Los medicamentos adquiridos por la Administración y las comunidades autónomas y los fabricados por el Ejército en 2009 para hace frente a la pandemia de gripe A (H1N1) que se inició aquel año pueden ser utilizados mayoritariamente al haberse aprobado la extensión de su periodo de validez hasta los diez años. Sólo el uso 'Relenza' (GSK) queda en suspenso en previsión de que también se amplíe su periodo de validez.
Según recuerda la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en una nota recogida por Europa Press, en previsión de la pandemia en 2009 se compraron lotes de materia prima de oseltamivir fosfato para la elaboración de lotes de comprimidos de este fármaco y se adquirieron ejemplares de 'Tamiflu' (Roche) en cápsulas y de 'Relenza' en polvo para inhalación pre-dispensado.
La materia prima de oseltamivir (fosfato) se adquirió para elaborar, llegado el momento, una preparación de emergencia --una disolución "sencilla y avalada por Roche"-- por parte del Ejército español en el Centro Militar de Farmacia de la Defensa, de Burgos. Estos lotes se fabricaron en 2009 con una caducidad de cinco años, pero que recientemente se ha extendido a dos años más "prorrogables de nuevo en su momento".
Las pruebas realizadas a estos lotes el pasado mes de julio tanto en el propio centro militar como en el Laboratorio de Antimicrobianos de la AEMPS han demostrado que "satisfacen los requisitos establecidos", por lo que pueden ser dispensados dentro de los próximos doce meses, "priorizándolo sobre el medicamento comercial", siempre que se haya conservado según las condiciones prescritas y en riguroso orden de fabricación.
Por lo que se refiere a la materia prima adquirida y no convertida en medicamento también se consideran aptos para su utilización "por lo que no procedería destruirlos".
Los lotes de 'Tamiflu'75mg y 30 mg cápsulas adquiridos por la Administración y las comunidades autónomas, también han visto ampliados varias veces sus periodos de utilización entre 5 y 10 años si se han mantenido las condiciones de almacenamiento precisas, por lo que también están en uso, salvo la suspensión pediátrica.
Finalmente, algunos lotes de 'Relenza' 5mg/dosis polvo para inhalación predispensado podrían haber caducado estar a punto de hacerlo por lo que se advierte de que no se pueden dispensar, si bien la AEMPS ha ordenado que no se destruyan y se sigan almacenando en las condiciones previstas "ante las expectativas razonables de que en fechas próximas se pueda ampliar su periodo de validez por encima de los siete años".