Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mejor protector solar

Es ligera, no deja aspecto blanquecino ni desarrolla reacciones alérgicas. Pero no sólo eso, sino que, más allá de las cuestiones estéticas, el nuevo filtro solar desarrollado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) supone una batalla ganada contra el Sol, ya que protege frente a los rayos ultravioleta y es capaz de bloquear la radiación infrarroja, por lo que atenúa el calor provocado por la exposición solar.
Roberto Fenollosa, investigador del CSIC en el Centro de Tecnologías Físicas, una unidad asociada al Instituto de Ciencias de materiales de Madrid, explica que esta nueva fórmula "protege también de la radiación infrarroja, que penetra hasta las capas más profundas de la piel, produce envejecimiento cutáneo y puede tener efectos nocivos a largo plazo". Además, añade, "al bloquear esta radiación se produce un efecto termorregulador, por lo que se atenúa el calentamiento de la piel".
La crema, patentada por el CSIC, la Universidad Politécnica de Valencia y Ona Investigación, se basa en el uso de microesferas de silicio, compuestos fisiológicamente inertes que no provocan irritaciones y que evitan que la composición quede con aspecto blanquecino al aplicarse.
"Las microesferas son micrométricas (10-6 metros), por lo que no existe el riesgo de que penetren en el organismo y provoquen reacciones alérgicas, como ocurre con las partículas nanométricas (10-9 metros) de dióxido de titanio y óxido de zinc que se utilizan en la actualidad en los protectores solares".

Tras patentar la fórmula, queda esperar a  "que una empresa quiera producirla a gran escala", añade Isabelle Rodríguez, de la Universidad Politécnica de Valencia. IM