Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las madres con hijos menores de siete años pueden estar evitando la radioterapia tras operarse de cáncer de mama

Casi una de cada cinco mujeres podrían estar evitando someterse a tratamiento de radioterapia después de que se les haya extirpado un cáncer de mama para cuidar a sus hijos pequeños, según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos y publicado en el 'Journal of the National Cancer Institute'.
Coincide que este 19 por ciento de mujeres tienen hijos de siete o menos años de edad, por lo que los autores del estudio atribuyen la decisión de las madres de no realizarse el tratamiento de radioterapia a su decisión de dar prioridad a los cuidados que necesitan estos menores y por el tiempo que requiere dicho procedimiento. El tratamiento de radiación requiere invertir una hora durante cinco días a la semana en un total de siete semanas, según el estudio.
La coautora de la investigación, la profesora asociada de medicina en la Universidad de Chicago (EE.UU.), Ya-Chen Tina Shih, se ha mostrado sorprendida por este dato del estudio: "nos sorprendimos porque las mujeres en las edades más jóvenes tienen una esperanza de vida más larga, por lo que esperábamos ver una mayor tasa de cumplimiento en ellas".
"Estas mujeres deben pensar 'necesito cuidar de mis hijos en casa' y puede que actúen en lo que creen que es más importante en ese momento. Aún así, no parecen ser conscientes de lo importante que es la radioterapia", ha señalado Shih.
Los investigadores analizaron 21.008 pacientes entre 2004 y 2009 con un seguro cubierto por su empleador y, a partir de los datos proporcionados por Truven Salud Analytics, pudieron conocer cuántas mujeres tenían niños pequeños ya que, según ha explicado Shih, en su estudio no preguntaron personalmente a las pacientes las razones por las cuales no querían recibir la radioterapia. No obstante, los datos del estudio muestran una unión entre saltarse la radioterapia y tener hijos menores de siete años.
No obstante, los investigadores encontraron problemas adicionales en cuanto a la no realización de la radioterapia. Las pacientes inscritas en Health Maintenance Organizations (HMO) y Preferred Provider Organizations (PPO), con cantidades de reembolso fijo eran menos propensos a hacer el tratamiento. Además, si una paciente tenía que viajar para someterse a la operación, también había menos probabilidad de recibir esta radiación.
Por ello, Shih ha apostillado que estudios futuros podrían investigar los tipos de terapia de radiación en las mujeres sin seguro, o con prestaciones menos generosas.
En cualquier caso, ha apuntado que, "por el momento, si los amigos y la familia pueden comprometerse a ayudar con el cuidado del hijo de la paciente por un mes o dos, eso puede marcar una gran diferencia", como una posible solución para que las mujeres jóvenes puedan llevar a cabo su proceso postoperatorio de radioterapia.