Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos mil gargantas contra la paralización de las obras de la M-501

Cinco días después de que una delegación de ediles presentaran en Estrasburgo más de 15.600 firmas en apoyo al desdoblamiento, los vecinos se concentraron en Navas del Reyuna para escenificar su respaldo mayoritario a la petición de los alcaldes a tenor de las graves consecuencias que supondría el bloqueo de las obras para los ciudadanos y el medio natural.
Bajo el lema 'Por la Seguridad, sí a la Autovía', los casi medio centenar de alcaldes de localidades del suroeste de Madrid y las provincias limítrofes de Ávila y Toledo afectados por el trazado de la antigua comarcal 501 acompañaron a los vecinos en su protesta. Su objetivo es evitar la paralización de las obras de desdoblamiento de la carretera entre los municipios madrileños de Quijorna y Navas del Rey, tal y como pretende Ecologistas en Acción.
Por la seguridad
Los alcaldes, con el respaldo mayoritario de la sociedad civil, defienden la continuidad de las obras de la M-501 puesto que consideran que paralizarlas en este instante, cuando sólo falta un mes para el final de los trabajos, 'supondrían un duro revés para la seguridad vial'. Un problema para la seguridad de las personas y los animales que transitan por dicha carretera.
Los alcaldes coinciden en que concluir el desdoblamiento por el estado de los múltiples desvíos, el mal estado del firme de las calzadas y la falta de señalización idónea típica de las obras en desarrollo que multiplican de forma exponencial el riesgo de padecer un accidente. De hecho, en el último mes la carretera ha dejado tres muertos.
Animales muertos
También han dicho que la paralización de las obras supondría problemas en el entorno, porque en este momento no están terminadas las medidas medioambientales previstas en el proyecto. Casi un 25 por ciento del total del coste de la obra. "Decenas de animales aparecen muertos cada día sobre la calzada", han advertido.
Educación y salud
En cuanto al aspecto económico y social, han criticado que puede tener consecuencias negativas para el desarrollo de los habitantes de la zona que tienen serios problemas para acceder a los servicios básicos de educación y salud.
Además, han destacado el importante deterioro del tejido económico e industrial de la zona. "Esta deficiente infraestructura de comunicación vial sitúa a nuestras empresas en una posición clara desventaja con respecto a las del resto de comarcas de la región". AGE