Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ministra de Sanidad prevé que en enero de 2011 ya no se podrá fumar en locales públicos cerrados

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, prevé que el 1 de enero de 2011 entre en vigor la modificación de la Ley Antitabaco, que prohibirá fumar en los espacios públicos cerrados de España, aunque podría ser antes si se llega a un acuerdo con los partidos en el Congreso de los Diputados.
Jiménez, con ocasión de una visita a Palma, ha declarado esta mañana a los periodistas que la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados tratará en junio la propuesta del Gobierno de modificación de la Ley Antitabaco de 2005.
La titular de Sanidad y Política Social ha reiterado que el Gobierno no concederá ayudas a aquellos locales que precisen ser reformados.
Aunque el objetivo fundamental de la propuesta de reforma es ampliar la prohibición total de fumar en todos los espacios públicos cerrados se mantendrá la posibilidad de fumar en espacios públicos abiertos, como terrazas o estadios deportivos.
La "indicación" de la Unión Europea para España, y para el resto de países, es que a principios de 2011 ya esté en vigor. Con tal objetivo, los partidos ya disponen de un resumen de los aspectos principales que propone esta reforma, ha comentado la ministra.
La reforma no recoge cambios en el artículo 8.b, que especifica que los hoteles y los hostales y establecimientos análogos podrán habilitar zonas para fumar, y que permite reservar hasta un 30 por ciento de habitaciones para huéspedes fumadores.
El Ejecutivo sí plantea la posibilidad de que los locales autorizados puedan vender tabaco, aunque esté prohibido fumar en ellos, para no perjudicar la economía actual de esos establecimientos de hostelería.
En la carta que el Gobierno ha enviado a los grupos parlamentarios junto al borrador de la reforma, la ministra les sugiere que sea durante la tramitación parlamentaria de esta ley cuando se aborde la fecha más adecuada para la entrada en vigor de la reforma.
En ese texto, la titular de Sanidad insiste en la voluntad del Gobierno de alcanzar el mayor consenso posible e incide en que su propuesta pretende aunar los intereses de diferentes colectivos sociales, económicos o científicos.
Recalca además que este proyecto permitirá que quien no fuma no sufra también los efectos nocivos del tabaco y vea garantizada su libertad de elegir espacios sin humo.
"El 75 por ciento de la población española no fuma y, la verdad, los no fumadores buscamos espacios donde no tengamos que inhalar el humo de los demás; y cada vez hay más turistas que buscan esos espacios libres de humo", ha asegurado la ministra, quien ha subrayado que cada año mueren en España 5.000 fumadores pasivos.
La reforma hace especial hincapié en el derecho a la protección de la salud de los trabajadores de la hostelería y de los menores de 18 años.
Se recuerda en el argumentario elaborado por Sanidad que en España mueren cada año alrededor de 50.000 personas por enfermedades derivadas del consumo de tabaco, una cifra mayor que el conjunto de fallecidos por accidentes de tráfico, sida y consumo de drogas ilegales.
Jiménez ha señalado que una ley de estas características ya está en marcha en países como el Reino Unido, Irlanda, Francia, Italia, Argentina, Chile, México, Uruguay, Siria o Turquía, y en "ninguno de estos lugares ha pasado nada, ni ha habido efecto negativo alguno".