Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Modelo de fitness gasta más de 38.000 euros al año en entrenamientos, bótox y ropa

La fanática de los entrenamientos Caitlin Silcox gasta 30.000 libras al año (unos 38.700 euros) en belleza y rutina de ejercicios con el fin de convertirse en modelo internacional de fitness. Todo lo pagan sus padres.

La joven, de 24 años, nutricionista deportiva, muestra en la serie de la BBC ‘Young, Welsh and Pretty Skint’ cuánto le cuesta su “caro hobby” a sus padres.
Según The Mirror, actualmente se prepara para el World Beauty Fitness and Fashion Competition que trendrá lugar el próximo mes. Caitlin explica que gasta 10.000 libras al año (unos 13.000 euros) en su régimen de ejercicios, que incluye la inscripción a varios gimnasios y el viaje a Londres cada fin de semana desde su casa en Llnelli, en Gales del Sur.
"Estoy apuntada a tres gimnasios. Cada uno cuesta 35 libras al mes (unos 45 euros)", explica al Daily Mail.”Viajo a Londres un montón para competir y prepararme por lo que cada vez que voy a Londres son 20 libras (25,8 euros) por un pase de gimnasio”, indica.
“Me entreno allí cada viernes, sábado y domingo por lo que son 60 libras solo por tres días de entrenamiento. Es mucho cada fin de semana durante todo 2015 por lo que puedes imaginar cómo suma todo”, añade.
Otras 500 libras (646 euros) al mes van a su dieta especial y ese es solo el principio. Volar a las competiciones alrededor del mundo tampoco es barato como no lo es la ropa que usa en la competición que pueden costar más de 2.000 libras ( unos 2.590 euros).
Además, confiesa que no le importa gastar cientos de euros en verse bien. “Estoy un poco obsesionada con mi pelo, mis uñas, mis falsos bronceados, que debe costar entre 300-400 libras (entre 387 y 516 euros) al mes. No acaba ahí la cosa ya que también se hace aumento de labios y sesiones de bótox cada 8 ó 12 semanas lo que implica un gasto de entre 200-300 libras (258 y 387 euros).
Caitlin, que quiso dejar claro que tiene un trabajo, sin embargo admite que al final la cuenta la paga el banco de sus padres. Defendiendo su estilo de vida señala que “tengo la ventaja de que mis padres me apoyan por entero en lo que hago y están preparados para ayudarme de cualquier forma que pueden”.