Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un padre y su hijo mueren en el incendio de un bloque de viviendas en Sestao

Un hombre de 74 años y su hijo de 45 fallecieron esta madrugada en el incendio en un edificio de viviendas en Sestao (Vizcaya). En el fuego han resultado heridas otras cinco personas cuyo estado no reviste gravedad, entre ellas la esposa y madre de las víctimas, de 73 años.
Las llamas comenzaron a las 00:20 horas en la segunda planta del número 65 de la calle Chavarri y, según ha explicado el alcalde de la localidad, José Luis Marcos Merino, los servicios de emergencia llegaron con prontitud al lugar gracias a que este lunes se estrenaba el programa municipal de serenos (encargados de patrullar de noche por los barrios) y ellos dieron la voz de alarma.
Al término de un pleno ordinario en el Ayuntamiento, Marcos Merino aseguró que la rápida llegada de los bomberos impidió que el fuego, originado en el segundo derecha, se propagase al resto del edificio.
Aunque los bomberos aún investigan las causas, el alcalde apuntó la posibilidad de que el origen fuera un cigarro mal apagado o un cortocircuito, ya que en el lugar donde empezó el fuego "había muchos cables".
La aparatosidad de las llamas y la intensa humareda obligó a los bomberos a evacuar a los inquilinos de las plantas superiores desde los balcones, informó el departamento vasco de Interior.
Fallecidos por inhalación de humo
Los dos fallecidos (que perecieron por inhalación de humo, según la Ertzaintza) vivían en el tercero izquierda y se habían refugiado en la parte trasera de la vivienda, en el cuarto baño, un espacio pequeño donde se acumuló gran cantidad de humo.
Una vez rescatados, los servicios sanitarios trataron de reanimar al hijo en el mismo lugar del incendio, aunque no fue posible. Su padre fue evacuado al Hospital de Cruces, en Barakaldo, donde se le trató de estabilizar, aunque falleció poco después.
Otras cinco personas heridas
En el incendio resultaron heridas otras cinco personas, una de ellas la esposa y madre de las víctimas mortales, que fue ingresada en el Hospital de San Eloy, también en Barakaldo, con lesiones que no revisten gravedad y que, según informó el alcalde a las once de la mañana, aún desconocía el fallecimiento de sus familiares.
A este mismo centro sanitario fue evacuado un matrimonio que recibió el alta médica durante la madrugada, mientras que al Hospital de Cruces se trasladó a otras dos personas, una de las cuales, un joven de 25 años, aún permanece ingresado.
Según los datos facilitados por el alcalde de Sestao, este joven vivía en el piso en el que se originó el fuego y, cuando ayudaba a varios vecinos a abandonar el inmueble, sufrió una caída que le causó un esguince de tobillo, una fisura en la rodilla y daños en una vértebra.
Una zona en proceso de rehabilitación
El edificio del incendio es de construcción antigua, cimientos de madera y está ubicado en una zona degradada de Sestao que se encuentra en proceso de rehabilitación, aunque el alcalde aseguró que el inmueble se encontraba en buenas condiciones.
Los técnicos municipales están evaluando los daños causados por el incendio, pues aunque la parte izquierda de la estructura parece estar bien, "hay dudas" con la zona derecha, donde se inició el fuego.
Las llamas obligaron a nueve personas a pasar la noche fuera de sus hogares. El Ayuntamiento estudia ahora alternativas para estos vecinos en el caso de no sea posible que regresen a sus hogares.