Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de Girona de 56 años muere tras comer una seta tóxica

Una mujer de Girona de 56 años muere tras comer una seta tóxicatelecinco.es

Una mujer de Girona de 56 años murió el miércoles por la noche, después de que el domingo comiera una seta tóxica a la hora de cenar, que había ido a recoger el domingo junto a su marido, que también se las tomó en la cena, pero está estable y fuera de peligro. La mujer ingresó en una situación de extrema gravedad, produciéndose la muerte por un fallo multiorgánico.

El Hospital Josep Trueta de Girona ha informado este jueves en un comunicado que una mujer de Girona, de 53 años, que falleció tras ingresar este miércoles a las 16.00 horas en el centro sanitario en una situación "de extrema gravedad" tras haber comida setas tóxicas. La paciente presentaba un fallo multiorgánico que le supuso la muerte, cuatro horas después de haber ingresado en el Hospital Josep Trueta.
El marido, que también consumió setas tóxicas, está ingresado en el hospital, aunque se encuentra estable y fuera de peligro. El matrimonio salió el pasado domingo a buscar setas, las cuales se comieron a la hora de cenar.
Al día siguiente, la mujer empezó a encontrarse mal y fue a visitarse al Hospital Santa Caterina de Salt (Girona) donde, tras atenderla, le dieron el alta con recomendaciones a seguir.
Las analíticas realizadas han permitido determinar que la paciente había ingerido una oronja verde ('amanita phalloides'), una seta con una toxicidad muy elevada. Por el contrario, las muestras recogidas del marido han dado negativo en el consumo de este tipo de seta.