Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los musulmanes piden al Gobierno que acelere los visados de 40 imames invitados a España para ayudar en Ramadán

La Comisión Islámica de España (CIE) ha solicitado a la Dirección General de Cooperación Jurídica y Relaciones con las Confesiones, dependiente del Ministerio de Justicia, que colabore para acelerar la concesión de visados a unos 40 imames extranjeros que viajarán a España en junio para ayudar a recitar el Corán en las Mezquitas durante el Ramadán.
Así se lo trasladó el pasado 8 de febrero el presidente de la CIE, Riay Tatary, al director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, Javier Herrera García-Canturri, durante una reunión de una hora en el Palacio de Parcent, en la que también estuvo presente el subdirector general de Relaciones con las Confesiones, Jaime Rossell Granados.
Los 40 imames que viajarán a España, procedentes en su mayoría de Marruecos y Egipto, deberán estar en el país el próximo 6 de junio, coincidiendo con el inicio del Ramadán y se quedarán en España hasta que finalice el mes sagrado.
Según explica Tatary a Europa Press, esta iniciativa se lleva realizando desde hace unos cinco años y tiene como objetivo cubrir la atención en todas las mezquitas a los 1,9 millones de musulmanes que viven en el país, de los que más de un 40% son españoles.
En España hay unas 1.200 mezquitas y un número similar de personas formadas que pueden recitar el Corán. Sin embargo, Tatary precisa que "no son suficientes" para realizar las meditaciones propias de este mes. "Tenemos gente formada en España pero no es la suficiente para atender a todas las comunidades", subraya.
Por este motivo, las comunidades, a través de la Comisión Islámica de España, invitan a imames de otros países para que se repartan por las diferentes ciudades, donde rotarán por las distintas mezquitas para compartir gastos. Y necesitan que no haya ningún retraso en la concesión de los visados para que los imames lleguen a tiempo.
Durante la reunión, Tatary dio las gracias al director general de Relaciones con las Confesiones por la "intensa labor efectuada" para la reestructuración de la Comisión Islámica de España y le explicó los pasos que están siguiendo para elaborar los nuevos estatutos de la CIE. También hablaron de otros temas de interés para la comunidad musulmana como la situación de los imames en Ceuta.
El director general tomó nota de los temas, considerando su sensibilidad para la comunidad musulmana, máxime al tratarse de cuestiones que afectan directamente al buen funcionamiento de la comunidad musulmana en su mes sagrado, según informa la CIE.