Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se queda sin la pensión por ser un ni-ni

La Audiencia Provincial de Pontevedra ratifica una sentencia que exime a un padre de pagarle la pensión a su hijo de 24 años que ni estudia ni trabaja ni ha tenido nunca intención de hacerlo. Es el código Civil el que regula la la pensión de alimentos. Esta es obligatoria para los hijos menores de edad, pero también para los mayores de edad que continúan en el domicilio familiar sin independencia económica. No hay una edad límite siempre que el hijo esté aprovechando el tiempo en formarse.