Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Auxilian a un niño de dos años a punto de morir de hambre por ser acusado de brujería

Acusado de brujería, le iban a dejar morir de hambre con 2 añostelecinco.es

La imagen de un pequeño de dos años de origen nigeriano que se aferraba a una botella de agua para saciar su sed en un visible estado de completa deshidratación y desnutrición, ha causado conmoción en las redes sociales después de que la danesa Anja Ringgren hiciese pública la instantánea en Facebook. Presidenta de una fundación de ayuda a la educación y el desarrollo de los niños africanos, Anja intenta luchar contra una práctica cruel muy extendida en el país.

La imagen de un pequeño de dos años de origen nigeriano que se aferraba a una botella de agua para saciar su sed en un visible estado de completa deshidratación y desnutrición, ha causado una gran conmoción en las redes sociales después de que la danesa Anja Ringgren Lovén, quien lo alimentaba, hiciese pública la instantánea a través de Facebook.
Si bien lo primero en que se piensa al ver la fotografía es que el pequeño es otro de los millones de niños africanos afectados por la hambruna, la realidad es que la causa principal por la que el crío se encuentra en esta situación es porque fue acusado de brujería; de ser lo que denominan un 'niño brujo'.
Más allá, muchos de ellos, a los que acusan de estar poseídos por el diablo o malos espíritus, lejos de ser abandonados a su suerte son además torturados o sometidos a un linchamiento, no solo social sino además físico, que a veces les conduce directamente a la muerte.
Por cruel y descabellado que sea, lo cierto es que, como la propia Anja Ringgren explica en una información recogida por The Sun, se trata de una práctica o tradición tristemente extendida que además en muchas ocasiones es llevada a cabo por sus padres y no solo por la decisión de miembros de su pueblo o clan.
Por este motivo, Anja, fundadora de 'African Children's Aid Education and Development Foundation' (Fundación de Ayuda a la enseñanza y Desarrollo de los niños africanos), lleva mucho tiempo intentando luchar contra ello y buscando promover la educación de las comunidades locales, pues señala la falta de enseñanza como una de las causas principales por las que esta práctica continúa viva.
Así, como parte de su lucha contra esta situación, ha difundido la foto del pequeño, al que ha llamado 'Hope', es decir, 'Esperanza', en una intención clara de mantener la fe en mejorar las cosas y de conseguir que el propio Hope salga adelante gracias a los cuidados que le están ofreciendo.
Además, acompañó la instantánea de un emotivo mensaje:
"Miles de niños son acusados de brujería y ambos hemos visto niños torturados, niños muertos y niños asustados. Esta imagen muestra por qué lucho. Por qué vendí todo lo que tengo. Por qué me estoy moviendo a un territorio inexplorado". "He elegido llamar al niño 'Hope' (Esperanza) por el momento, porque todos esperamos que sobreviva".
Finalmente, informó de que el pequeño está evolucionando bien, es sometido a una transfusión de sangre diariamente y está cuidado bajo el cariño de un grupo de voluntarios.