Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños de entre 6 y 8 años transportan en sus mochilas un 7% más del peso recomendado

Los niños de entre 6 y 8 años transportan en sus mochilas un 7 por ciento más del peso recomendado, según ha mostrado un estudio realizado por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la comunidad de Madrid (CPFCM), realizado durante el curso escolar 2012/2013.
Asimismo, la investigación ha desvelado que el 28 por ciento de los padres asegura que su hijo menor de 8 años se ha quejado de dolor de espalda, de los cuales el 3 por ciento ha sido diagnosticado de dolencias de espalda por un médico, especialmente en la zona lumbar (55,6%) y cervical (44,4%).
Del mismo modo, el estudio ha puesto de manifiesto que el 50 por ciento de los padres cree que los hábitos posturales de sus hijos pueden provocarles futuras dolencias músculo-esqueléticas en un futuro, aunque reconocen que los pequeños cargan diariamente con una mochila que pesa unos 5 kilogramos.
Como consecuencias de todos estos datos y con el objetivo de evitar que esta problemática se repita durante el nuevo curso escolar, el secretario general del CPFCM, José Santos, ha destacado la importancia que tiene que los padres elijan para sus hijos una mochila adaptada al tamaño del material que vaya a transportar y a la altura del niño.
Además, ha proseguido, es preferible que se escojan aquellas que disponen de dos cintas anchas y acolchadas, a ser posible con otra cinta de sujeción para la cintura, y que tengan también acolchada la zona de contacto con la espalda.
Por otra parte, a la hora de organizarla, el experto ha recomendado a los padres revisar que sus hijos sólo carguen con el material escolar que vayan a necesitar ese día, y evitar que lleven objetos innecesarios como juguetes o estuches de madera.
"Deben de ayudar a sus hijos a organizar la mochila de manera que los libros de mayor tamaño queden colocados en la parte que entra en contacto con la espalda, y los más pequeños en la exterior. También es importante que el niño se acostumbre a colocarse la mochila, colgándosela desde la mesa, y no desde el suelo (para evitar torsiones de espalda), y que aprendan a regularse las correas de manera que la mochila quede justo por encima de la zona glútea", ha recalcado.
LOS CARRITOS AYUDAN A CUIDAR LA ESPALDA
Ahora bien, en el caso en el que los pequeños no tengan otra a alternativa y tengan que transportar diariamente más del 10 por ciento de su masa corporal, el experto ha aconsejado comprar un carrito para la mochila que tenga un buen rodamiento.
Por su parte, el responsable de comunicación del Consejo General de Fisioterapeutas de España, Manel Domingo, ha denunciado que "no exista una norma de obligado cumplimiento que obligue a los centros educativos a cumplir aspectos básicos ergonómicos referentes al mobiliario, dispositivos o manejo de cargas".
"Esta norma existe con rango de ley solamente para los trabajadores a nivel general --la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (PRL)--, esto ocasiona un agravio entre los alumnos y el profesorado, puesto que legalmente el mobiliario que utiliza un profesor está sujeto a las indicaciones de la PRL y la del alumnado no está sujeto a norma de obligado cumplimiento", ha señalado Domingo.