Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nutria regresa a cinco ríos madrileños tras décadas de ausencia

Un estudio genético ha permitido constatar la presencia de nutrias en la región después de saberse que escasean desde hace aproximadamente 40 años.
Sólo en el Parque Regional del Sureste se han encontrado 19 ejemplares de nutrias, 4 machos y 14 hembras, de las cuales dos de ellas están emparentadas y distanciadas entre sí unos 10 kilómetros.
Así lo ha hecho saber el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, quien ha asistido este miércoles al río Tajuña a su paso por el municipio de Titulcia, para presenciar la recogida de nuevas muestras que ampliarán la base de datos del estudio de las nutrias.
De este modo, la muestra (que se basa en el seguimiento de huellas y valoración de excrementos, entre otras cosas) se realiza durante el otoño y evidencia ya la presencia de esta especie, aún catalogada en peligro de extinción, que es proclive a habitar en espacios donde haya refugio, comida y ríos donde concurrir.
"Esta especie se ha expandido por todo el parque y ocupa todos los ríos. Un sondeo permite ver si hay presencia de nutrias y su distribución, pero no se puede saber cuántas hay", ha señalado la bióloga del Parque Regional del Sureste, Loreto García.
En la actualidad hay un total de 60 individuos que pueblan cinco ríos y tres parques de la región madrileña. Por ello, la presencia de esta especie "es un indicador fundamental del estado de salud de los ríos y de la calidad de éstos", ha explicado.
Asimismo, Escudero ha insistido en los esfuerzos que hay que hacer por mantener la calidad de las aguas y evitar su contaminación "puesto que estas especies son muy sensibles a la alteración del agua, ya que si se disminuye la presencia de peces las nutrias no pueden alimentarse para sobrevivir".
"Es necesario eliminar, además, los peces invasores y exóticos, que por desgracia es un lastre que llevamos arrastrando desde hace años y que queremos evitar porque muchas de estas especies desplazan a otras poblaciones", ha destacado.
La nutria es un animal difícil de detectar, por lo que para completar el estudio se ha contado con 16 estaciones de muestreo y fototrampeo en los ríos Jarama, Manzanares, Tajuña, Henares y en la Laguna de San Juan.
Además, en la actualidad, la nutria está presente en el Parque Regional del Sureste, en el de Guadarrama y en el de Cuenca Alta del Manzanares, si bien es el primero en el que la especie ha registrado una mayor expansión desde 2002.