Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de San Sebastián invita a "desprenderse" de una paga extra

Juan Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, ha pedido en su homilía de ayer un esfuerzo a los trabajadores en estos tiempos de crisis. "Os dedico una invitación a desprendernos de una paga extraordinaria en favor de los más afectados por la crisis", anunció. Y aunque los sacerdotes y miembros de la diócesis sí predicarán con el ejemplo donando su paga extra, a la ciudadanía le parece desmesurado que le pidan apretarse más el cinturón. A algunos directamente les parece "de risa" o creen que la Iglesia "ya tiene suficiente", aunque hay quien comprende al obispo y comparte que, al menos, "quien pueda dar, que lo dé". Y si con la paga ya han levantado ampollas, Munilla también ha asegurado que la culpa de esta crisis no es solo de aquellos que llevan las riendas de la economía. En su opinión "es obvio que estamos ante un pecado del que, en mayor o menor medida, todos hemos sido cómplices". De una forma o de otra, en estos tiempos toca arrimar el hombro.