Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El objetivo es permitir que en los espacios públicos cerrados no se fume"

Prohibido fumar en espacios públicos. Éste ha sido el objetivo con el que el Ejecutivo ha aprobado la Ley de Salud Pública que reformará la ley antitabaco y que acabará con el humo del tabaco en bares y espacios públicos cerrados. Durante el consejo, se ha presentado un anteproyecto de ley, con el que, según de la Vega, "se busca la garantía de la equidad, la efectividad, la transparencia y la cohesión de la organización de la salud publica en España; reforzando los derechos y estableciendo también los deberes de los ciudadanos en materia de salud pública".
Según la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, esta reforma busca que se cumplan "objetivos de la ley" aprobada en 2006 ya que "sería una grave irresponsabilidad no hacer nada porque 166 personas al día mueren por culpa del tabaquismo".A su juicio, pese a que la actual norma "ha tenido indudables efectos positivos en la salud", el informe presentado por Jiménez muestra que "es necesario hacer un esfuerzo adicional para cumplir con todos los objetivos".
"Por eso queremos modificar la actual normativa ampliando la prohibición de fumar a espacios públicos cerrados y colectivos, de este modo beneficiaremos especialmente a dos grupos de población: los trabajadores de la hostelería y el de los menores, que son también quienes más sufren las consecuencias del humo", ha señalado.
Jiménez ha presentado también el informe sobre la Ley que entró en vigor en 2006, en tanto está planteada una reforma de la misma con la que se busca prohibir fumar en todos los espacios cerrados. Ha recordado que el tabaco causa al año en España 55.000 muertes entre fumadores activos, pero también entre 1.500 y 3.000 entre los pasivo, "y ésta es una tragedia que sin duda podemos y debemos evitar", ha apostillado. Sólo el 2 % de los bares ha hecho la reforma conforme a la ley y ha invertido entre 8.000 y 12.000 euros, según Sanidad. CGS