Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recibe el alta el niño sirio operado en Madrid por heridas de guerra

El Hospital Universitario 12 de Octubre ha dado este lunes el alta hospitalaria a Wissam Alnawaji, el niño sirio refugiado que el pasado jueves fue intervenido con éxito tras sufrir una amputación de su pierna derecha debido a las heridas sufridas en un ataque con bomba en su país natal.

En rueda de prensa el jefe de sección de Traumatología y Cirugía Ortopédica del hospital, Rafael Viña, ha precisado que el paciente ha evolucionado favorablemente durante su estancia en planta de hospitalización pediátrica, donde ha recibido los cuidados propios para este tipo de cirugía por los profesionales médicos y enfermería.
El pequeño ha requerido solamente una cura desde el pasado jueves y, en palabras de Viña, ha sido un "excelente paciente". En la misma línea se ha expresado Javier Gil, coordinador de Comunicación y Márketing de Global Humanitaria, quien ha recordado que este acto se produce en el marco del proyecto 'Ayúdales a Caminar', con el que prestan atención médica y psicológica a menores en su misma situación.
En la rueda de prensa ha comparecido también Alnawaji, de 14 años de edad, y quien, visiblemente emocionado, ha querido agradecer el trato recibido por el personal del hospital al tiempo que ha pedido que se atienda a otros niños refugiados que también necesitan ayuda.
Tras recibir el alta, Alnawaji comienza el periodo de rehabilitación que puede prolongarse entre mes y medio y dos meses y que pasará en Madrid acompañado por un tutor. Transcurrido ese tiempo podrá volver a Jordania con su familia, la cual está informada del estado de salud del menor.
El pasado jueves el equipo de profesionales realizó dos intervenciones quirúrgicas al niño que se iniciaron a las 11.50 y concluyeron a las 15.20 horas. Una de ellas consistió en la realineación del eje de carga de toda la extremidad inferior izquierda mediante una osteotomía femoral y la otra, practicada sobre la pierna derecha, supuso la remodelación del muñón para adecuar las zonas de carga a la prótesis.