Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición reclama en la Asamblea de Madrid la dimisión del consejero de Sanidad por sus declaraciones

Todos los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid (PSOE, IU y UPyD) han pedido este martes la dimisión del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por sus declaraciones sobre la auxiliar de enfermería infectada de ébola, Teresa Romero.
"Desde el PSM seguimos llamando a la prudencia porque desgraciadamente hasta finales de este mes no podemos estar seguros de haber pasado la crisis del ébola, sin embargo, esta prudencia no nos impide hacer un llamamiento al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, para que cese de forma inmediata a quien se ha distinguido esta semana por su mal talante, pésima educación y absoluta falta de decencia política y médica", ha manifestado el portavoz adjunto del Grupo Socialista, José Quintana.
Para Quintana, las declaraciones del consejero "le han desacreditado para siempre", por lo que "no debe seguir ni un día más en la vida pública española".
Asimismo, ha recordado que el pasado jueves el portavoz del Grupo Socialista, Tomás Gómez, planteó la creación de un gabinete de crisis interministerial con presencia del gobierno regional, la constitución de un equipo de expertos que asesore al gobierno, además de información diaria, clara y transparente y revisión de los protocolos.
"Punto por punto, la vicepresidenta del Gobierno (Soraya Sáenz de Santa María) anunció su puesta en marcha. No es que Tomás Gómez o el Grupo Socialista tengan dotes adivinatorios, simplemente tenemos en la cabeza lo que hay que tener, que es solucionar los problemas tanto de los españoles como de los madrileños ante una situación de enorme gravedad como es el tema del ébola", ha remarcado.
El portavoz de IU en la Comisión de Sanidad, Rubén Bejarano, ha afirmado que el PP, tanto en el Gobierno de la Nación como en el de la Comunidad, "ha minusvalorado los riesgos de esta enfermedad", a lo que ha añadido que "es evidente que todo esto se le ha ido de las manos" y que "ha habido errores", como "se ha demostrado en la aplicación de todo el protocolo".
En este sentido, Bejarano ha señalado que el personal sanitario de la Comunidad de Madrid no tenía la formación suficiente para llevar a cabo una asistencia sanitaria en el marco de los protocolos, lo que sumado a las declaraciones que ha venido haciendo el consejero, por las que no ha pedido disculpas ni han sido desacreditadas por el presidente del Gobierno, según Bejarano, lleva a IU a reiterar que "Rodríguez no puede ser el máximo responsable de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid y por supuesto tiene que dimitir".
Por otro lado, ha avanzado que IU va a proponer iniciativas parlamentarias con respecto al ébola, al tiempo que ha acusado al Gobierno regional de poner las bases para que en el momento que se diera una enfermedad de estas características se produjeran errores, como el desmantelamiento del mayor centro de referencia en enfermedades infecciosas. A este respecto, ha pedido al Gobierno regional que aclare si la suspensión de la transformación de este hospital en uno de media y larga estancia es provisional o definitiva.
El portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha destacado que no entiende las razones por las que el presidente del Consejo de Gobierno, Ignacio González, mantiene como consjero a Rodríguez quien, a su juicio, "debe meditar el tema y sacar las conclusiones que estime correctas" que, a su entender, "están bastante claras". En la misma línea, ha señalado que el responsable de su nombramiento es quien debe estimar el coste y las ventajas de mantener al consejero de sanidad en su actual desempeño.
Velasco ha insistido en que Rodríguez "debe repasar las cosas que ha dicho", que ha calificado de "graves", y "meditar si es conveniente o no desde el punto de vista personal e institucional su dimisión". "Puestos a hacer pronósticos, yo creo que no va a continuar, pero eso es una opinión personal", ha agregado. "Yo creo que debería irse pero yo no voy a pedir que se vaya porque no me corresponde a mi", ha reiterado.
Por otro lado, ha afirmado que "ha habido errores lamentables" tanto en el protocolo como en la comunicación y se ha referido como prueba de ello a que por parte del Gobierno de la nación se ha modificado tanto lo uno como lo otro, "ambos temas absolutamente fundamentales".
SE HA GESTIONADO "RAZONABLEMENTE BIEN"
Finalmente, el portavoz del PP, Íñigo Henríquez de Luna, ha afirmado que la gestión de la crisis se ha hecho "de forma razonable", tal como lo han ratificado, a su juicio, los informes del Comité Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades que "ha dicho que las cosas se están haciendo razonablemente bien ante una enfermedad que es nueva".
Sobre las declaraciones de Rodríguez, ha apuntado que el que tiene que tomar la decisión de su destitución es el presidente del Gobierno, a cuyas declaraciones sobre los comentarios de Rodríguez se ha remitido.
Asimismo, ha afirmado que lo que tienen que hacer en estos momentos todos los miembros del Gobierno regional y especialmente el consejero de Sanidad es "estar trabajando para intentar resolver esta crisis en el menor tiempo posible".
"Eso es lo importante en estos momentos y ya vendrá luego más adelante el momento de exigir responsabilidades o no exigirlas". Asimismo, ha calificado de "impresentable" la actitud de Gómez, quien el jueves, durante el Pleno, dijo que no era el momento de exigir responsabilidades y al día siguiente pidió la dimisión de Rodríguez.