Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición escenifica frente a la Asamblea su "alegría" por la anulación de la externalización

Todos los grupos de la oposición del Parlamento regional (PSOE, IU-Los Verdes y UPyD) han salido a las puertas de la Asamblea de Madrid para manifestar su "alegría" por la retirada del proceso de externalización sanitaria, secundando los cinco minutos de silencio convocados por la 'Marea Blanca' en los hospitales y centros de salud.
"Hoy ha sido una auténtica alegría poder salir a celebrar que la privatización de la sanidad en la Comunidad de Madrid no se ha llevado a efecto y además se ha llevado por delante a uno de los ingenieros de esta privatización, al señor Lasquettty", ha manifestado el portavoz parlamentario de IU-Los Verdes, Gregorio Gordo.
A su juicio, esta "marcha atrás" viene a demostrar que el Gobierno regional está "tremendamente desgastado" y "deslegitimado". En definitiva, según sus palabras, "está en una situación que no se corresponde con lo que necesita esta Comunidad", con lo cual, "lo que tiene que hacer es dimitir".
"En cualquier caso, si se siguen enrocando en mantenerse en el gobierno contra viento y marea, lo que tendrán que dar son muchas explicaciones", ha agregado Gordo, quien considera que el Ejecutivo regional debe decir "cuáles son sus previsiones", después de que lo que contó en el debate sobre el estado de la región "no se ha correspondido con la realidad y ha sido un castillo de naipes que se le ha caído".
Para Gordo, "los madrileños no se merecen la agonía de un Gobierno como el del PP, que está en estado agónico", y "lo que dicta el sentido común es que dimitiera todo el gobierno, salvo que quieran someter a la Comunidad de Madrid a un goteo permanente de dimisiones de consejeros".
En este sentido, ha apuntado que "la próxima consejera que tendría que dimitir sería la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño", después de la última Encuesta de Población Activa (EPA) y los datos del turismo en la Comunidad de Madrid.
Para el portavoz parlametario de UPyD, Luis de Velasco, la retirada del proceso de externalización sanitaria "es el final de un proceso que se inicia con la construcción de una serie de hospitales que en gran parte eran absolutamente innecesarios".
Tras criticar la "trayectoria" del Gobierno de la Comunidad por "ideologizada" y "desprecio de lo público", ha sostenido que "preservar la sanidad pública tanto en la titularidad como en la gestión es muy importante". "Es un derecho social básico e introducir criterios de rentabilidad que son válidos para empresas privadas nos parece absolutamente incompatible", ha apostillado.
UPyD ha celebrado la decisión del Gobierno de la Comunidad, y ha considerado que "no tenía más remedio, estaba arrinconado". Asimismo, ha celebrado la movilización del sector, que "no ha sido un tema sindical sino social".
"BLINDAR" EL SISTEMA SANITARIO
El portavoz socialista, Tomás Gómez, ha insistido en que "es una magnífica noticia para Madrid y para el resto de España", ya que, "habiendo paralizado los planes de privatización y desmantelamiento de la sanidad pública en Madrid", según Gómez, se evita que "otros gobiernos autonómicos puedan emprender el mismo camino". "Madrid siempre ha sido el laboratorio de experimentos", ha apostillado.
No obstante, Gómez ha advertido de que "hay que mantenerse alerta", porque, a su juicio, "la privatización y el desmantelamiento del sistema sanitario público" está en el AND del PP. "Por eso nosotros vamos a estar vigilantes", ha remachado.
Asimismo, ha adelantado que "si los ciudadanos deciden que haya un cambio de gobierno en la Comunidad de Madrid la primera medida que tomará el próximo gobierno será blindar el sistema sanitario para que nunca más nadie pueda volver a poner en riego algo tan importante para la vida de la gente como es un sistema sanitario publico universal, gratuito y de calidad".
Además, ha felicitado a "los protagonistas, que son los ciudadanos en general y los profesionales de la sanidad en particular". "Los madrileños nos sentimos muy orgullosos de nuestra gente, de nuestros médicos, de los 15 meses de lucha que se ha llevado a cabo y todavía queda mucha batalla por delante", ha manifestado.
Por su parte, el portavoz parlamentario del PP, Ínigo Henríquez de Luna, ha declarado en rueda de prensa que el PP "no renuncia a sus principios" y que "siempre" ha apostado por las fórmulas de colaboración público privadas en la gestión de los servicios públicos".
"No somos los únicos que lo hacemos, pero algunos apuestan por la externalización cuando les conviene, cuando gobiernan, y apuestan por hacer una política de oposición destructiva cuando no gobiernan", ha señalado.
RODRÍGUEZ, "SECTOR RADICAL Y DURO DEL PP"
En cuanto al nuevo consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, Gómez ha dicho que se puede esperar "muy poco" de él porque "representa al sector más radical y más duro del PP". Por su parte, Gordo ha dicho que "sería conveniente que su especialidad médica fuera la de forense para certificar la defunción de este Gobierno", porque "lo que más necesita Madrid es la dimisión de este gobierno".
De Velasco, que ha elogiado la decisión de dimitir del exconsejero Javier Fernández Lasquetty pero ha considerado que quien debería dimitir es el presidente del Consejo de Gobierno, ha dicho que hay que esperar a ver qué hace el nuevo consejero.
"Nosotros creemos que su misión fundamental, una vez dejada sin efecto la privatización, es concentrarse en la gestión publica de la sanidad y mejorarla, que eso es posible, mediante el dialogo con todos los estamentos interesados", ha zanjado.