Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mala "organización" en el SAMU ha llegado a dejar la mitad del servicio nocturno sin médico

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ha criticado que "la falta de organización" en el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) "ha provocado que la mitad de las unidades que prestan servicio en Valencia ciudad haya llegado a estar operativa de noche sin médico". Asimismo, avisa que el descenso de temperatura, con el aumento de asistencias, "puede agravar el problema".
En un comunicado, el sindicato manifiesta que la "Conselleria de Sanidad está aplicando en el SAMU de la provincia de Valencia una nefasta gestión que provoca continuos problemas de organización".
"El origen de la cuestión radica en que muchos servicio se realizan únicamente con enfermero y conductor, incluso en urgencias cardiológicas. Esto se debe a que la dirección no sustituye, ya de forma habitual, las bajas o las vacaciones. A ello se suma la eliminación de médicos SAMU por la noche para compensar el exceso horario anual que realizan", añaden desde CSI·F.
La entidad advierte que esta situación "supone un grave deterioro de la prestación sanitaria al usuario, así como un quebranto de las condiciones de trabajo de los enfermeros del Servicio de Atención Médica Urgente, ya que les obliga a asumir decisiones que no les corresponden y que exceden su responsabilidad profesional". El sindicato recuerda que este mismo mes hasta dos de las cuatro unidades SAMU de la ciudad de Valencia que prestaban servicio nocturno han carecido de médicos.
En la junta de personal del pasado día seis de octubre, CSI·F reclamó el cese del director médico del SAMU de Valencia por la falta de organización. La propuesta fue aprobada por unanimidad pero la Conselleria de Sanidad "no ha intervenido", según estas fuentes.
El sindicato también ha solicitado una entrevista con el conseller para exponerle el problema y no ha obtenido respuesta. Ante esta situación ha convocado una reunión urgente de sus afiliados para acordar nuevas medidas, ha avanzado.