Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Busca oro durante 18 meses para hacer las alianzas de su boda

Oro escocésIberpress

John Greenwood buscó oro durante 18 meses con un objetivo en la mente: hacer los anillos de compromiso y de boda para él y su novia del oro de los montes de Escocia.

Fue un puro acto de amor, asegura The Daily Mail. Ahora John ha regresado con su novia de su boda en Antigua, en el Caribe, donde se intercambiaron los anillos de oro. Fue la culminación de meses de esfuerzo que se iniciaron cuando Greenwood, técnico de explosivos, decidió que quería algo único para pedirle matrimonio a su novia, Morag Shearer. Para lograrlo, John puso “un montón de esfuerzo en ello, pero mereció la pena”.
Greenwood quería hacerle la pregunta a Morag con un anillo especial. Por eso, durante tres meses desde septiembre de 2011, se equipó con una pala, un rastrillo, un pico y un par de palanganas, y se adentró en las heladas aguas del río Tay y las ‘Highland Boundary Fault’ escocesas.
“Estaba obsesionado”, explica el hombre de 48 años de edad. “Hablan de la fiebre del oro. Buscaba oro en sueños. Algunos días estaba acampando al lado del río y empezaba tan pronto como el sol estaba alto, y continuaba durante 14 ó 15 horas”, señala.
Para diciembre, John tenía 34 gramos de polvo de oro y una pepita para que el orfebre lo convirtiera en un anillo con diamantes incrustados.
“Fui increíblemente afortunado al encontrar tanto oro para hacer un anillo, pero yo estaba allí cada fin de semana y por las noches en agua helada. Creo que me pasé unos 20 días completos para obtener suficiente para el anillo de compromiso”, explica el intrépido novio.
El día de Navidad sorprendió a su novia con el anillo de compromiso. Después, volvió a las aguas heladas a conseguir más oro para las alianzas.
Los anillos de boda costaron unas 500 libras (unos 639 euros), pero para Morag no tienen precio. “Me siento muy orgullosa de John y muy afortunada”, señala esta fisioterapeuta.
Los anillos tienen grabado ‘Scottish Gold’, lo que incrementa de forma increíble su valor. El oro de Escocia es relativamente raro y no se consigue comercialmente. Los expertos señalan que John ha tenido mucha suerte al conseguir tanto oro en tan poco tiempo. Muchos buscadores consiguen la mitad de esa cantidad en toda su vida, explica The Telegraph.