Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La orografía del terreno y las rachas de viento dificultan la extinción del incendio de Castillo de

Un total de 55 bomberos forestales, auxiliados en su labor por seis técnicos de operaciones, un externo, dos agentes de medio ambiente, tres vehículos autobomba, la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones y la Unidad Médica, continúan en la noche de este jueves en los trabajos tendentes a la extinción del incendio declarado en el municipio sevillano de Aznalcóllar.
En este sentido, fuentes del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales de Andalucía (Plan Infoca) han señalado a Europa Press que factores como la orografía del terreno, con numerosas vaguadas y pendientes; rachas de viento de hasta 30 kilómetros por hora; y el gran estrés hídrico que soporta el combustible de la zona, ya que no puede refrescarse por las altas temperaturas nocturnas, dificultan la extinción.
El fuego se ha originado en el paraje 'El Campillo' de la localidad sevillana. Cabe recordar que, en la noche de este miércoles, el Infoca dio por extinguido otro incendio declarado a última hora de este martes en un paraje forestal del mismo municipio tras quemar unas 12 hectáreas de matorral y arbolado.