Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un paciente con insuficiencia renal cruzará el Atlántico solo en su velero

Jean-Louis Clémendot en su velero a bordo de su barco Harmattan.telecinco.es
Sin embargo, Jean-Louis no se ha rendido y está decidido a cruzar el Atlántico solo, en su velero, para demostrar a los pacientes renales que su enfermedad no le ha quitado la libertad de navegar. Este lunes partirá de Tenerife rumbo a las Antillas francesas, donde llegará en Navidades.
Puede realizar esta aventura gracias al tratamiento de Diálisis Peritoneal domiciliaria, una técnica que se puede llevar a cabo en cualquier momento y que permite a los pacientes desplazarse con autonomía e independencia, sin necesidad de acudir a ningún hospital a dializarse varias veces por semana.
Jean-Louis tiene la travesía bien preparada y durante todo su viaje estará en contacto permanente con su equipo médico especializado (los doctores Christian Verger y Pierre Yves Durand) y transmitirá diariamente por vía satélite sus datos médicos. demás, recibirá apoyo desde tierra para garantizar un itinerario seguro y basado en el pronóstico del tiempo.
"Como la diálisis peritoneal es capaz de mantener mejor la función residual de los riñones de los pacientes, es una modalidad óptima para iniciar diálisis. Especialmente para los pacientes que pueden ser candidatos a un transplante", explica el Dr. Manuel Macía, responsable de Diálisis del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, de Santa Cruz de Tenerife y portavoz del Grupo para la Evaluación Económica del Tratamiento Sustitutivo Renal.
A pesar de las ventajas que ofrece la Diálisis Peritoneal domiciliaria, según la Sociedad Española de Nefrología (SEN), en España solo el 5% de los pacientes renales se beneficia de esta técnica, uno de los porcentajes más bajos de Europa, debido en gran parte a la falta de información sobre este tipo de tratamiento.
"Quiero demostrar que la enfermedad no es un obstáculo y que puedo seguir viviendo la vida al máximo a pesar de la enfermedad renal", afirma Jean-Louis. Durante su viaje, escribirá todas sus experiencias en su blog.
Un tratamiento poco conocido