Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un millón de pacientes han empleado ya 'Pradaxa' (Boehringer Ingelheim) para la prevención de ictus

Indicado para enfermos que se hayan sometido a una cirugía o que padezcan fibrilación auricular no valvular
Un año después de su comercialización, un millón de pacientes han empleado ya 'Pradaxa', el tratamiento de Boehringer Ingelheim para la prevención de ictus en enfermos que se hayan sometido a una cirugía o que padezcan fibrilación auricular no valvular. De esta forma, se cree que 40.000 personas han evitado sufrir sus consecuencias con este medicamento, según el laboratorio.
Debido a estos datos, los expertos de la compañía consideran que esta terapia "es la mayor experiencia clínica de entre todos los anticoagulantes orales de nueva generación". Además, sostienen que ha sido respaldada durante la celebración del Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés) en Munich (Alemania).
En la actualidad, 'Pradaxa' (dabigatrán etexilato), se comercializa en más de 70 países en todo el mundo después de ser aprobado para la prevención del ictus. Con ello, se valida su perfil beneficioso de riesgo que ya confirmó la Agencia Europea de Medicamentos, indican desde Boehringer Ingelheim.
En este sentido, el vicepresidente primero corporativo del área de Medicina de la farmacéutica, el profesor Klaus Dugi, señala que los pacientes "están protegidos de manera eficaz de posibles episodios tromboembólicos". Por su parte, el profesor de Neurología de la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania), el doctor Hans-Christoph Diener, sostiene que la prevención de un ictus isquémico "es de una enorme importancia clínica para los profesionales sanitarios".
Añadido a ello, el experto observa que 'Pradaxa' "previene más ictus isquémicos que la warfarina bien controlada y al mismo tiempo reduce la hemorragia intracraneal. Por ello, y porque se ha demostrado que este tratamiento reduce en un 35 por ciento el riesgo de ictus, los especialistas concluyen que "es fantástico".