Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parricida de Moraña: frío, narcisista y sin un trastorno mental

Frío, distante, narcisista, de personalidad psicopática y sin indicios de trastorno mental cuando asesinó a sus hijas. “El doble crimen no fue realizado de forma impulsiva, fue pensado y premeditado". Es la conclusión del informe psicológico de David Oubel y también la de Valentín Vallejo, abogado de la acusación particular. “Lo realizó de una manera de esa manera tan racional, calculada y premeditada”. Una determinación que ha reabierto la enorme herida del pueblo de Moraña. Hasta la defensa del acusado asume la petición de condena de prisión permanente revisable y ni el propio Oubel se ha defendido al final de la sesión cuando la juez le ha preguntado si quería añadir algo más. “No, no tengo nada más que decir de lo que ha dicho mi letrado”. Mañana se espera que el jurado popular emita su veredicto.