Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

62 pasajeros de un autocar quedan varados en Girona tras ser detenido su conductor

El conductor había falsificado su tarjeta de transporte y pasará a disposición judicial
Los 62 pasajeros de un autocar de la compañía de bajo coste Megabus han quedado varados la noche de este domingo en una estación de servicio de Maçanet de la Selva (Girona) tras ser detenido su conductor por falsedad documental, un hombre inglés sin antecedentes que pasará a disposición judicial del Juzgado de guardia de Santa Coloma de Gramenet.
Según han informado este lunes los Mossos d'Esquadra a Europa Press, detuvieron el vehículo a las 17.00 horas en un control en el kilómetro 86 en sentido norte de la autopista AP-7, y comprobaron que el conductor había falsificado la tarjeta de transporte que le habilita para el transporte de personas.
Por ello, se inmovilizó el autocar en la estación de servicio, donde los pasajeros quedaron varados, ya que la compañía no les facilitó un conductor ni transporte alternativo para completar la ruta que realizaba el vehículo, de Barcelona a Londres pasando por Toulouse.
Tras unas siete horas en la estación de servicio a la espera de encontrar una solución, algunos pasajeros acudieron a hoteles cercanos a dormir, otros volvieron a sus casas y diez pasaron la noche al raso, a los que la policía ha trasladado por la mañana a la estación de Girona.
Según los Mossos, la compañía ha asegurado que se hará cargo del coste del alojamiento que han desembolsado los pasajeros, aunque algunos no tienen constancia de esta información.
DIEZ PASAJEROS CATALANES
En declaraciones a Europa Press, una de las pasajeras, Irene S.S., ha detallado que de los 62 pasajeros, unos diez eran catalanes, incluida una pareja de 83 años.
Según su testimonio, sobre la 01.00 de la madrugada de este lunes, la mayoría de los pasajeros --incluidos todos los catalanes-- han abandonado la estación de servicio, algunos en taxi hacia Barcelona o la estación de Girona, otros caminando hasta el centro de Maçanet y otros en autostop.
La pasajera, que viajaba con su pareja desde Barcelona y que volvió a la ciudad en taxi, ha asegurado que la compañía no contestaba a las reiteradas llamadas de los pasajeros --hechas a un número del Reino Unido-- y solo ha atendido los correos electrónicos, con una respuesta en inglés y francés en la que aseguraba que estaba buscando otro autobús.
Ha afirmado que el conductor --que llevaba el tacógrafo de otra persona-- sí se puso en contacto con la compañía tras su detención, pero no facilitó el contacto a los pasajeros aunque se lo pidieron a él y a los Mossos.
OPERADOR DE BAJO COSTE
El operador inició esta ruta el 8 de julio, con una línea regular de bajo coste a partir de dos euros el trayecto, precio que se habilita para el 10% de los asientos, mientras que el resto varía en función de la demanda pero se sitúan por debajo de la media, ya que según los impulsores pueden ofrecer precios competitivos porque sus autocares son más grandes que la media, con 72 plazas frente a las 50 habituales.
Megabus pertenece a la multinacional de transporte Stagecoach Group y nació en 2003 en Reino Unido; en 2006 amplió sus servicios a América del Norte y en 2012 añadió destinos en la Europa continental.