Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto pedófilo detenido se encargaba de suministrar material al resto de la red

El presunto miembro de la red de pedofilia desarticulada en España que actuaba desde la provincia de Almería tenía como misión supuestamente la adquisición de material gráfico que almacenaba en sus propios archivos, de forma que este era distribuido a petición del resto de miembros que componían la trama.
Así lo han trasladado a Europa Press fuentes de la investigación, quienes han señalado que R.C.C., de 38 años y nacionalidad española, actuaba desde su domicilio, ubicado en un municipio del Poniente almeriense, lugar en el que se hallaron los documentos.
La detención de este sospechoso se enmarca en una operación internacional contra la explotación sexual infantil en Internet, en la que han sido arrestadas un total de 48 personas en nueves países. Los detenidos en España supuestamente compartían material pornográfico de menores a través de una red privada de intercambio archivos en Internet.
Según ha indicado la policía en una nota, uno de los presuntos pedófilos ejercía la prostitución en Madrid y mostraba los archivos que se descargaba a los clientes que se lo solicitaban. Se han practicado un total de seis registros domiciliarios en diferentes puntos de la geografía española en los que se han intervenido numerosos soportes informáticos que contenían miles de archivos.
OPERACIÓN INICIADA EN NUEVA ZELANDA
A mediados del año 2014, a iniciativa de la policía de Nueva Zelanda, se inició una investigación conjunta de carácter internacional contra la distribución y tenencia de material pornográfico infantil a través de una red privada de pedófilos en Internet.
Coordinada por el Federal Bureu of Investigation estadounidense (FBI) y en el marco de la Violent Crime Against Children International Task Force (VCACITF). La operación se ha saldado con 48 detenidos en nueve países: Estados Unidos (17), Nueva Zelanda (3), Australia (5), Polonia (1), Grecia (1), Francia (8), Canadá (3), Israel (1), Reino Unido (3) y España (6).
Como ha explicado la Policía Nacional, las detenciones en España se han producido tras un largo proceso de identificación de los usuarios que compartían el material pornográfico infantil a través de dicha red privada.
Los agentes averiguaron que seis de ellos se encontraban en diferentes provincias de España y llevaron a cabo registros en sus domicilios hallándose en todos ellos archivos con contenido pornográfico infantil almacenados en diferentes soportes informáticos. Dos de los arrestos se han producido en la provincia de Madrid y el resto en Valencia, Almería, Alicante y Murcia.
PROSTITUCIÓN EN MADRID
Durante las investigaciones los agentes descubrieron que uno de los detenidos, que ejercía la prostitución en Madrid, mostraba los archivos de contenido pedófilo que descargaba a través de la red privada de intercambio a los clientes que se lo solicitaban.
Otro de los detenidos trataba de dificultar la labor de los ciberagentes empleando diferentes cuentas desde las que se había descargado miles de archivos con contenido pornográfico infantil.
En la operación ha participado el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Almería, el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia y el Grupo 2 de Policía Judicial de la Comisaría Local de Cartagena (Murcia).